La carta nacional de Austria

Carta natal

En el horóscopo de Austria, los efectos transformadores de Plutón posiblemente estén reflejados en un incremento del reconocimiento de la importancia de los acuerdos y las relaciones amistosas con otras naciones. Esto, sin lugar a dudas, será uno de los frutos de la Unión Europea para todas las naciones que participen, pero enfatiza particularmente, una cualidad presente en la carta natal de Austria, el hecho de que su " destino" o propósito, está ligado de manera inextricable con otros países y que crece y florece a través del desarrollo de las sociedades económicas y culturales. Cualquier tendencia al aislamiento o al conflicto con otras naciones, posiblemente le cree dificultades inmediatas durante los próximos anos y durante el período del milenio y después, una nueva perspectiva y una nueva actitud hacia su vecinos, posiblemente transforme la conciencia de Austria con respecto a su lugar en el mundo.

Mientras tanto Urano, el planeta del cambio y los trastornos, volverá al lugar de su emplazamiento en la carta natal del país completando un ciclo completo de 84 anos y esto enfatizará nuevas actitudes y nuevos enfoques acerca de los "amigos" que, sin duda, aportarán nueva vida a las empresas culturales y creativas y le brindarán una sensación totalmente nueva de pertenecer a una comunidad global.

Neptuno, el planeta de los suenos y las desilusiones, formará una oposición al lugar de su emplazamiento natal, lo que sugiere que esta expansión y ampliación de visión, pueden estar acompanadas por una cierta tristeza, un sentimiento de pérdida y la sensación de que la identidad nacional se desintegra.

Como Austria nació como un país independiente bajo el signo fijo de Escorpio, con otro signo fijo, Tauro, en el Ascendente, existe una cierta resistencia a dichos cambios que pueden hacer que mucha gente se sienta amenazada. El cambio está realmente en el aire. Sin embargo, a medida que los planetas siguen moviéndose, especialmente cuando Urano entre en Piscis en los anos que le sigan al Milenio, los efectos positivos y expansivos de estos cambios, en los aspectos culturales, intelectuales y espirituales, posiblemente quedarán claros para todos.

Liz Greene, 1999

(Datos utilizados: 12 de Noviembre 1918, 4.00 pm CET, Viena)

Loading