•    
    Posiciones actuales de los planetas
    27-Dic-2014, 23:43 TU/GMT
    Sol6Capricornio8'32"23s18
    Luna25Piscis58'43"0n03
    Mercurio17Capricornio15'15"24s29
    Venus21Capricornio41'38"22s56
    Marte17Acuario54'39"16s35
    Júpiter22Leo1'48"r14n57
    Saturno0Sagitario27'17"18s22
    Urano12Aries35' 8"4n22
    Neptuno5Piscis17'22"10s15
    Plutón13Capricornio1'31"20s38
    Nodo real15Libra31'46"r6s07
    Quirón13Piscis38'30"2s08
    Explicaciones de los símbolos
    Carta del momento
| Mi Astro | Forum | FAQ
Menú

El Mapa de la Psique

Una Introducción a la Astrología Psicológica, de Clare Martin

La Luna

El simbolismo de la Luna es el opuesto exacto, el complemento y equilibra el simbolismo solar. El Sol es todo espíritu, el principio masculino, y la Luna es todo alma, el principio femenino. El Sol rige al individuo. La Luna rige el colectivo, la muchedumbre, los grupos de personas en general. Sin luz propia, la Luna simplemente refleja la luz del Sol. En este sentido, el Sol es el principio activo o Yang. La Luna, por su parte, es el principio pasivo o Yin. Como satélite de la Tierra, el ciclo mensual de la Luna está íntimamente conectado a las mareas, el ciclo de crecimiento de las plantas y a todos los ritmos biológico y emocional. Cuando la Luna está llena las emociones se intensifican, soñamos más, consumimos más alcohol, más drogas e incluso sangramos más.

Oyente: Yo trabajo como matrona. ¡Las cosas se vuelven más interesantes al momento de la luna llena! Los índices de nacimientos por cesárea y sangramientos aumentan y siempre necesitamos una matrona de turno cuando hay luna llena.

Clare: ¿Es acaso una de una política deliberada?

Oyente: Sí, aunque no sé si hay alguna investigación que afirme esto, tenemos nuestra propia teoría.

Clare: También he oído que se asignan más contingente policial esos días, porque ocurren más delitos, más violencia y estallidos emocionales. Por lo tanto, podemos decir que existen ciertas conexiones muy obvias entre el ciclo lunar y nuestro comportamiento emocional colectivo. Esto no parece algo que podemos controlar, es algo que nos atrapa y nos afecta.

Físicamente la Luna rige los fluidos corporales y el sistema linfático como también todos los recipientes del cuerpo, es decir el estómago, el útero, la vejiga y las mamas. La Luna rige los alimentos. El estómago y las mamas están relacionados con el nutrir y el ser nutridos, el recibir y ofrecer alimentos. Si se observa la lista de las correspondencias planetarias, la Luna es plateada en tanto que el Sol es dorado. La Luna rige los frutos con gran contenido de agua y las verduras que son redondeadas y pálidas, como la coliflor. Rige las criaturas nocturnas, mientras que el Sol rige las criaturas diurnas. En lo que se refiere a personas y profesiones, la Luna rige las mujeres en general y cualquiera que esté abocado a las profesiones que implican el cuidado y la atención de otras personas: cocineros, proveedores de comida, hoteleros, matronas, enfermeras como también pescadores y otros trabajos relacionados con el mar. La Luna también rige los historiadores y genealogistas porque tiene que ver con el pasado , con la historia, los orígenes y los ancestros. En el orden mundano, rige los hogares para niños y para ancianos, los barcos y los puertos.

Los mitos de la luna son mitos de diosas en toda su diversidad. A diferencia del principio masculino, que es único, claro y directo, el principio lunar femenino es múltiple, complejo y cambiante, como las fases cambiantes de la Luna. Los numerosos mitos de la triple diosa en nuestra tradición occidental describen el ciclo lunar y las tres fases o edades de lo femenino. Desde las tres Parcas que tejen la red de la vida, las tres Gracias y las tres Gorgonas en el mito de Perseo, hasta las tres Marías en el Antiguo Testamento y las tres brujas en Macbeth, la triplicidad se encuentra tan impregnada en la mitología de lo femenino, que aun hoy la gente tiende a reaccionar con cierto temblor ante la imagen de tres mujeres juntas.

Los mitos de la triple diosa reflejan también las fases de la Luna. La Luna joven y su fase creciente está representada por Artemisa o Diana, la cazadora, la diosa virgen de los bosques, esquiva, misteriosa y ferozmente independiente, guardiana de los niños y de los nacimientos. Las diosas de la Tierra, Deméter o Hera, representan la fase de luna llena de la mujer como madre, proveedora y cuidadora. Es el rostro socialmente aceptado de lo femenino, fértil y nutriente. La tercera fase de la Luna, la menguante, está representada por Hécate, la mujer sabia o vieja bruja, mujeres que han dejado atrás su edad fértil. Finalmente, la Luna desaparece por completo en la fase más oscura y aterradora de su ciclo, personificada por las diosas que gobiernan la vida y la muerte, como Lilith, destructiva y vengativa o Perséfone, que custodia las llaves de las puertas hacia el inframundo y opera como guía de las almas de los muertos.

Oyente: Usted dijo que las fases de la Luna son tres, pero ¿no son realmente cuatro?

Clare: Sí, tienes razón. La cuarta es, en realidad, la fase 'sin Luna', que a veces es llamada la fase de la Luna oscura o Luna negra. Se produce durante el período de la Luna nueva, y se la define como el aterrador y espeluznante rostro de lo femenino. La fase de la Luna negra es devoradora y malévola, rigiendo las pesadillas y la magia negra. Explica el miedo colectivo a lo femenino que ha llevado a miles de "brujas" a ahogarlas o quemarlas en la hoguera. Así que pueden ver que el símbolo lunar está lleno de paradojas y que es así como debería ser porque refleja la naturaleza de lo femenino.

La Luna alquímica, llamada Luna, de Chymica vannus (1666)

de Joannes de Monte-Snyders. "Luna" en el simbolismo alquímico es muchas cosas, pero lo más importante es que ella es el metal mercurio en su forma femenina que representa la volátil sustancia primaria que esconde los secretos de la naturaleza.

Desde un punto de vista psicológico la Luna rige nuestros estados de ánimo, que tienden a tener vida propia. Son cambiantes. Los estados de ánimos son más fuertes en la noche; generalmente somos más sugestionables en la noche, más intuitivos. La noche es misteriosa y aterradora. La mayoría de nosotros ha tenido la experiencia de despertar en medio de la noche sintiendo miedo, abrumado y confundido, y no es sino cuando la luz del día vuelve en el amanecer que las cosas parecen más claras y directas. Esto sería un ejemplo de lo que es experimentar la diferencia entre los principios que se oponen, pero que se equilibran, del Sol y la Luna.

Astrológicamente, la Luna rige el pasado, nuestra niñez y nuestras necesidades instintivas básicas y nuestros hábitos. La Luna describe lo que necesitamos para sentirnos seguros, nutridos y protegidos. La Luna en la carta describe cómo experimentamos nuestra madre, cómo somos criados, cuidados y alimentados. Y por supuesto que hay una conexión muy fuerte entre el alimento y el estado de ánimo. No es infrecuente oír a alguien decir: "Me sentía tan enojado/alterado/miserable/solo que fui al refrigerador y me comí todo lo que había". Existe una fuerte conexión lunar con los trastornos alimentarios, que tienen que ver con no sentir nuestras necesidades satisfechas, con el sentirse emocionalmente hambriento y vulnerable. Estos tipos de problemas son muy complejos porque operan desde un nivel instintivo que nos controla.

Una Luna o principio lunar distorsionado puede manifestarse como demandas infantiles de atención o tendencias y hábitos regresivos y autodestructivos; o como una dependencia pegajosa, una irrefrenable necesidad de vivir la vida a través de o por otros, y la activación del 'vampiro psíquico', que deja a cualquiera con quien el sujeto haya estado en contacto, sintiéndose exhausto y agotado. Por supuesto que al final todo niño necesita aprender a alimentarse a sí mismo. Tenemos que aprender a alimentar y criar a nuestra propia Luna. Solo entonces podemos estar lo suficientemente satisfechos para entregar apoyo emocional a otros. Aunque sea muy simple este punto, no es infrecuente que nos matemos emocionalmente de hambre de una forma u otra, con el resultado de volvernos emocionalmente exigentes, autocompasivos y resentidos. Pero la ubicación de la Luna en nuestra carta natal indica cómo podemos y debemos nutrirnos a nosotros mismos a fin de restaurar nuestra receptividad, sensibilidad y emotividad innatas, para nosotros y para los demás, y lograr recobrar el dulce y compasivo lazo con nuestra naturaleza instintiva y con nuestra propia alma. Lo que nos hace sentir nutridos y a salvo depende completamente del signo en el que esté la Luna. Por lo tanto es distinto en cada persona.

Oyente: Si uno estudia astrología y sabe que la luna llena va a ser particularmente importante en la carta, ¿hay algo que se puede hacer para prepararse para ella?

Clare: Desde un enfoque psicológico, si detectamos que una inminente Luna llena puede llevar nuestros asuntos personales y emocionales a una crisis, tenemos la opción de "seguir la corriente" y hallar una forma de vivir los excesos emocionales positivamente. La manera en que lo haremos dependerá de la ubicación de nuestra Luna personal, pero sería oportuno asistir a una función de ópera o de teatro con mucha carga dramática y emocional, tomarse un día libre en el trabajo e irse a la costa marítima, dar un largo paseo o que nos den un masaje. Al usar así la energía lunar podremos evitar una tortuosa y angustiante discusión en casa, o una crisis en el trabajo que estalla repentinamente y sin motivo aparente.

Oyente: ¿Puedo preguntarle algo que nunca he podido comprender? Si su Sol está en Cáncer, entonces quiere decir que su regente es la Luna, y todo sobre la Luna es opuesto al Sol. No entiendo.

Clare: Ayuda bastante tomárselo de a poco, porque el planeta nos indica "qué" y el signo nos dice "cómo". Entonces el Sol describe nuestra identidad personal. Como éste está en el signo de Cáncer, que lo rige la Luna, sabemos que su identidad personal se expresará de manera lunar, quizá cuidando de otros, criando niños, trabajando en un jardín infantil, cocinando, administrando un hotel o en cualquier área que sea regida por la Luna.

Oyente: Sí, lo entiendo. Pero si tiene cuatro planetas en Leo y ninguno en Cáncer, ¿aún así se sería un tipo lunar debido al Sol en Cáncer?

Clare: Bueno, se podría decir que el núcleo de su ser es lunar, aun cuando pueden pasar años y más años sin que se vuelva el centro de su conciencia, mientras anda por ahí viviendo otros signos porque tienes muchos planetas en otros signos. Al final, sin embargo, cuando regreses a casa, a ti mismo y al centro de la identidad solar que te caracteriza, ésta será lunar.

Oyente: Mi Sol se encuentra a los 0º 04' de Leo. Parece como si estuviera dividido entre los signos de Cáncer y Leo.

Clare: No es así realmente. Su Sol está en Leo. Ha salido de Cáncer y entró a Leo. Como dato de interés, ¿su nacimiento fue natural?

Oyente: Creo que sí. Sé que tardé mucho tiempo.

Clare: Me pregunto qué estaba esperando...

Oyente: ¿Al signo Leo?

Clare: Sí, creo que esto sucede a menudo. Usted estaba esperando ser un Leo.

Oyente: ¡Aún estoy esperando!

Volver hacia arriba


El Libro
"El Mapa de la Psique"

Primera edición 2005 por CPA Press, BCM Box 1815, Londres WC1N 3XX, Reino Unido, www.cpalondon.com.
Copyright (c)2005 by Clare Martin.
Más Información sobre el Libro.

Publicidad
WWW.ASTRO.COM es uno de los portales de astrología más importantes y ofrece muchos servicios gratuitos a través de esta disciplina. www.astro.com es uno de los sitios pioneros de astrología en la web en ofrecer interpretaciones de horóscopos de altísima calidad de astrólogos líderes en el mundo como Liz Greene, Robert Hand y otros autores, muchos horóscopos gratuitos e información extensiva sobre la astrología para principiantes y profesionales.
Homepage - Horoscopos Gratuitos - Astro Compras - Comprendiendo Astrología - Ephemeris - Personas y Autores - Mi Astro - Preguntas Directas Atlas - Sitemap - FAQ - Foro - Contacto