El Mapa de la Psique
Una Introducción a la Astrología Psicológica, de Clare Martin
Piscis
  • Agua Mutable
  • Regente Personal: Júpiter
  • Regente Transpersonal: Neptuno
  • Exaltación: Venus
  • Detrimento: Mercurio

No tengo nada para decir acerca de Piscis, así que ¡nos podemos ir a casa ahora! El problema es que el signo de Piscis es tan inclusivo que es muy difícil definirlo u obtener algún tipo de comprensión intelectual de él. Como es el signo de agua más maduro, Piscis es también el signo del zodiaco más colectivo, más antipersonal. En este sentido, Piscis puede ser cualquier cosa que quieran, ya que como signo de agua mutable, es el camaleón del zodiaco que toma la forma y el color de su ambiente. El regente Júpiter de Piscis describe la naturaleza alegre, extática del signo, como un delfín. Piscis posee una gran sensibilidad a la belleza y puede entrar en los reinos de fantasía e imaginación que otros signos solo pueden soñar. Los piscianos son maestros de la autoexpresión creativa, actores maravillosos, ya que pueden adoptar las formas de cualquier personaje; a menudo tienen gran habilidad para la comunicación no verbal como la danza, las artes y la música, y son capaces de mezclarse y rendirse a fuerzas y sentimientos que son más grandes que ellos mismos.

Los planetas en Piscis son como esponjas psíquicas. Por ejemplo, si una persona que está deprimida, enojada o descontenta entra en una habitación, el pisciano fácilmente empezará a sentirse igual, sin saber por qué. Si esta capacidad de fusión simbiótica es reconocida conscientemente y es controlada, puede ser un talento muy útil para cualquiera que trabaje en las profesiones de servicio y sanación. Piscis posee gran capacidad de compasión desprejuiciada y devoción incondicional, que puede canalizar a cualquier cosa o a cualquier persona que esté sufriendo o tenga necesidades. Sin embargo, a menos que esta sensibilidad esté contenida y definida, es fácil que Piscis se sienta abrumado por las emociones de otros o por el ambiente en el que se encuentran, dejándolos a la deriva y a merced de otros y del mundo.

Los dos peces de Piscis representados en De lapide philosophico de Lambsprinck (1625), con el comentario, "El Mar es el cuerpo, los dos peces son el espíritu y el alma".

Esta habilidad para sumergirse y absorberse totalmente también supera las barreras del tiempo y el espacio. No es raro que Piscis se vuelva médium o se convierta en un canal, o que descubra que está psíquicamente conectado a otras personas sin importar la distancia. Piscis es demasiado difuso para ser contenido o definido por el ego. Más bien, describe el lugar en la carta natal donde nos perdemos y entregamos nuestra fuerza de voluntad y dirección personal en la vida. Con todo lo que ocurre a nivel psíquico, con frecuencia hay una curiosa falta de compromiso con las relaciones personales, que creo es característica de la mutabilidad antipersonal del signo. Un estudiante Piscis que tuve hace un tiempo me explicó que aunque había tenido muchos hijos, quería de igual manera a los amigos de sus hijos, y se sentía tan contenta cuando se iban como cuando estaban en casa. Era feliz yendo con la corriente sin identificarse personalmente con nada de eso.

La mutabilidad de este signo puede expresarse como un rechazo a establecer barreras sanas o a asumir cualquier tipo de responsabilidad lo que a la larga puede volverse autodestructivo al punto de presentar una adicción a la vulnerabilidad, debilidad y autosacrificio, lo que puede ser muy masoquista. La integración consciente de Mercurio, en detrimento en Piscis, brinda pensamiento analítico y objetividad a la abrumadora fluidez de este signo. Aparecen constantemente muchas impresiones fugaces, emociones cambiantes e influencias sutiles en el trasfondo psíquico de Piscis, que no les es necesario ningún tipo de estímulo adicional externo. Por lo general es lo opuesto. Puede ser muy útil para Piscis, que no tiene límites propios, construir algún tipo de contenedor externo o estructura que le proporcionará la privacidad que necesita y le ayudará a impedir que el ambiente lo haga volverse muy difuso, disperso, abrumado o lo envenene. Esta estructura puede ser un lugar de escape y aislamiento, como una biblioteca pública, un retiro, o un fin de semana de pesca al borde de un río.

El regente de Piscis, Neptuno, describe la naturaleza mística y devota del signo. Este regente alude a otra dimensión de conectividad que podemos describir como la parte en todos nosotros que nunca quiso estar encarnada y que anhela regresar a la no forma y al olvido, o que quiere experimentar una salvación mística y redención. Piscis describe un amplio rango de sentimientos, desde el contento divino al descontento divino. Neptuno rige las drogas, el alcohol y cualquier adicción que nos sirve para perdernos y huir del mundo. La "realidad" es por lo común muy difícil, áspera, brutal y restrictiva para los piscianos.

Miremos a algunos planetas en Piscis. Sally tiene la Luna en Piscis. Este es un emplazamiento bastante impresionable e imaginativo que describe la necesidad (Luna) de Sally de fusionarse con algo más grande que ella (Piscis). Habrá una poderosa relación simbiótica y/o una fuerte conexión con su madre, que por un lado puede ofrecer mucho apoyo y nutrición y por otro puede ser emocionalmente abrumante. A veces se dan ambos casos al mismo tiempo. Si la Luna describe lo que necesitamos y lo que nos nutre, la Luna en Piscis puede indicar que no hay barreras o límites en nuestras necesidades. Puede que nunca nos sintamos a salvo. El resultado puede ser que permanezcamos siembre hambrientos y sedientos, sintiendo que nuestras necesidades nunca podrán ser satisfechas, dando paso a tendencias adictivas. También es posible encontrar que terminemos alejando a las personas, ya que pueden sentirse abrumadas o ahogadas por nuestras necesidades. Por otra parte, si la Luna en Piscis se le retira del campo de batalle donde el ego exige seguridad, describirá una fuerte conexión amorosa con la propia alma del individuo y podrá con seguridad encontrar satisfacción en la devoción incondicional a algo más grande que uno mismo.

Si tienen Mercurio en Piscis, sabrán que todo es relativo y que la verdad puede ser cualquier cosa que quieran. Si quieren que el color negro sea blanco, está bien. Mercurio en Piscis puede conjurar un hechizo, contar un cuento, promocionar una venta y comunicarse en una variedad de formas no verbales, como la pantomima, la música, la danza y el arte. Mercurio en Piscis tiene una imaginación vívida y poética., sensible al sonido y atmósfera de las palabras más que a su significado concreto real. También puede describir una forma de pensamiento confuso y pensamientos invasivos.

Oyente: Es una forma muy interesante de mirarlo, porque mi hijo tiene Mercurio en Piscis y dice lo que quiere que uno quiera escuchar. Me vuelve loca, porque, hasta donde yo sé, está mintiendo.

Clare: Bueno, siempre leerá en algún libro que Mercurio en Piscis puede ser deshonesto. Y de hecho, desde un punto de vista de tierra o de aire, puede ser el caso. Pero desde el punto de vista de su hijo, es probable que le responda desde un nivel emocional y trate de protegerle o trate de evitar hacer un compromiso al decirle lo que usted quiere oír. Como signo pasivo y colectivo, también es probable que no sepa lo que piensa, así que la respuesta puede ser tan buena como cualquier otra.

Oyente: ¿Entonces quiere decir que las luces están prendidas, pero no hay nadie en casa?

Clare: No tanto como que no haya nadie en casa, sino más bien que los piscianos no pueden o no quieren discriminar, así que puede obtener cualquier cosa que quiera, ya que a fin de cuentas no tiene importancia. El imitador Rory Bremner de la televisión, que tiene Mercurio en Piscis, puede convertirse en cualquier persona que imita, incluso al punto de parecer adoptar tanto sus formas como sus voces y gestos. Puede convertirse en otra persona, y le hace más fácil que ser él mismo, que puede no tenerlo muy claro.

Oyente: Yo tengo al Sol, Mercurio y el ascendente en Piscis, y me siento identificado con lo que usted dice.

Clare: Sí. Por supuesto que todos tenemos a Piscis y a Neptuno en nuestras cartas, así que todos tenemos rincones donde anhelamos rendirnos y entregarnos. Hasta cierto punto, todos deberíamos sentirnos identificados con estos temas.

David tiene Venus en Piscis, que indica una pronunciada sensibilidad y apreciación por la música, la danza el arte, la fantasía, el cine, la moda y el romance. Venus en Piscis puede describir una persona que esté enamorada del ideal del amor, alguien que tiene la capacidad de amar incondicional y devotamente a otros, al punto de no ser personal. A nivel individual, también puede describir insatisfacción o decepción en el ámbito de las relaciones.

Quirón en Piscis a menudo indica un tipo de "soledad existencial", un sentimiento de hacer sido arrancado de la fuente de apoyo, un tipo de exilio emocional que las personas tratan por muchos años de curar a través de las relaciones. Es como si Piscis conservara el recuerdo de unidad con todo lo que puede ser un recuerdo de conexión mística o el recuerdo de la vida en el útero. A la larga, podemos llegar a aceptar que, mientras permanezcamos en cuerpos separados, este tipo de soledad es una parte intrínseca de la condición del ser humano, y por lo tanto es algo que hasta cierto punto todos sentimos. Una vez que hayamos aceptado que el cordón umbilical fue cortado, podremos sentir compasión por nosotros mismos y por los demás, ya que todos de cierta manera sentimos esta herida existencial.

Al final, Piscis cuenta con un amplio rango de expresiones, desde el contento divino hasta el descontento divino. Siendo el último signo del zodiaco, le concierne la entrega y el abandono, el disolverse en una totalidad mayor y prepararse para un nuevo comienzo y una nueva vida cuando Piscis pasa a Aries una vez más y la gran historia comienza a desarrollarse. ¡Llegando a este punto, creo que todos podemos irnos a casa! Que tengan un maravilloso día y espero verlos en el próximo periodo.

Volver hacia arriba


El Libro
"El Mapa de la Psique"

Primera edición 2005 por CPA Press, BCM Box, Londres WC1N 3XX, Reino Unido, www.cpalondon.com
Copyright (c)2005 by Clare Martin.
Más información acerca del Libro.
Publicidad
Loading