Publicidad

Amor y astrología

por Liz Greene
Yo soy  y
El/Ella es  y

Tauro con Cáncer

Esta combinación logra sacar a la superficie las más amables y sensuales cualidades de ambos. Y también generará muchas discusiones sobre ...  lea más

Usted es Tauro

Para quienes la conocen, hay un historieta infantil cuyo personaje central es un Tauro perfecto: Fernando, el toro, se divierte oliendo ...  lea más

El compañero Cáncer

Para el Canceriano auténtico el amor tiene mucho que ver con la seguridad. También tiene mucho que ver con el afecto, la amabilidad, simpatía ...  lea más

El hombre Cáncer

Aún a riesgo de que suene muy simplista, se dice que el hombre de Cáncer está muy ligado a la madre. Pero se trata de una afirmación muy cercana a la verdad. Este hombre está ligado de una manera u otra a su madre, tanto como si lo une el amor, el odio o ambos. Es su mayor prueba en la vida y en el amor. Él mismo puede representar el arquetipo de la empatía y protección o bien puede estar buscando a su madre toda la vida.

Cáncer posee una fértil imaginación y tiene necesidades emocionales muy profundas. No les gusta estar solos. Los hombres Cáncer buscan eternamente la compañía de alguien que los nutra, los proteja, los perdone y los comprenda, especialmente si careció de todas estas cosas en su niñez. Bien podríamos preguntarnos ¿por qué no? y ¿qué hay de malo con esta actitud? No tiene nada de malo, por supuesto. Pero muy muy en el fondo del inconciente de cada hombre, yace sepultado el mito del Héroe. Entonces, ¿cómo se entiende esto de ser héroe y correr a los brazos de mami para que lo consuele y comprenda? Este lazo madre-hijo es una de las dificultades que más le cuesta sobrellevar en la vida a un hombre Cáncer.

El Canceriano suele casarse joven -eso ocurre si en secreto no odia a su madre. Los que sí las odian suelen casarse tarde, si llegan a hacerlo después de todo. Esto es así porque temen a las mujeres y evitan el compromiso. Pero estamos hablando de un Canceriano distorsionado, un Cáncer que huye de su propia dependencia emocional. Existen, en cambio, muchos otros cangrejos corriendo por ahí con caparazones extra-duras y luciendo actitudes hiperracionales, como para que nadie pueda percibir a la persona vulnerable e imaginativa que subyace en ellos. Si lo interroga al respecto, pues le cerrará la puerta en sus narices.

El Canceriano suele asentarse alrededor de los veinticinco años, aunque dada la complejidad de su naturaleza, no será su última chance. Este hombre será un maravilloso padre en la medida en que no se ponga celoso de los cuidados que le prodigue su esposa a sus hijos. Lamentablemente si se casó demasiado joven descubrirá que lo hizo por conseguir seguridad y no porque realmente alguien haya movilizado sus sentimientos más profundos. Como el buen vino, el hombre Cáncer mejora con el tiempo, profundizando así su comprensión.

El hombre Cáncer gusta de una compañía que sea fuerte, en la medida en que esa fuerza no signifique que no la necesita. Necesita que comprendan sus humores y ansiedades, a pesar de que usted no está obligada a soportar todo esto con una sonrisa en los labios. Comprométase con él emocionalmente, aún si está enojado, y él responderá. Aunque él se espante ante una separación, puede que le de un ataque de depresión se vaya a vagabundear por ahí - emocional y hasta físicamente.

Cuando se conecta con su lado positivo, no dude: él siempre volverá. Si él elige vagabundear por ahí la pregunta es si usted quiere que vuelva a casa otra vez. Eso depende de usted, por supuesto. Pero si él toma conciencia de que la hirió, probablemente haga todo lo que esté a su alcance para evitar cometer dos veces el mismo error.

Para comprenderlo mejor hay que tener en cuenta desde el vamos que se trata de un signo muy conflictivo por naturaleza. La sensibilidad y la imaginación no son cosas que encajen con los parámetros de lo que la sociedad le demanda a un "macho". ¿Acaso alguien dijo que los tiempos han cambiado, que los hombres y las mujeres se liberaron, etc.? Puede ser en las grandes capitales del mundo pero en la mayoría de otras partes, todavía no.

A este ciclotímico, introvertido, cambiante e imaginativo hombre le cuesta mucho sentirse completamente seguro de sí mismo. Por eso siempre usa camuflaje. Y usa dos que le calzan justo: por un lado, hacerse el hombre racional, pensante y por otro, ser el jocoso extrovertido. No se confunda con ninguna de estas actuaciones, por favor, ya que son simplemente estados de ánimo. El desafío del hombre Cáncer pasa por estar viviendo siempre al borde de mundos imaginarios y emocionales. Aquí es donde se alimenta su fuente de creatividad, pero puede llevarle mucho tiempo -y muchas experiencias penosas- para que pueda desarrollar y expresar estos dones.

El hombre de Cáncer no es en absoluto una persona llevadera. Es muy complicado. Puede ser evasivo y directo, y cuanto más grave sea el problema menos le comentará al respecto. Puede ser terco y gruñón por un instante y luego excesivamente sentimental. Por más que quiera usar esa máscara del hombre racional y pensante, en el fondo sigue siendo evasivo y misterioso y usted jamás podrá llegar al fondo de su misteriosa alma. Pero lo que es más: este hombre siente de una manera asombrosamente profunda y en su interior además de poseer una riqueza exquisita, tiene el don de un espíritu eternamente vivo.

Las tácticas de "los muchachos rudos" no coinciden con la ternura y su sutil fortaleza y coraje, así que prepárese para experimentar a su lado a un compañero que de pronto se sienta necesitado de ayuda y muy vulnerable de la misma manera que puede protegerla y demostrar ser muy tenaz. Y después de todo, ¿a quién le gustan los tan mentados "muchachos recios"?

Horóscopo de Relación de Liz Greene, Edición gratuita de prueba!