Publicidad

Amor y astrología

por Liz Greene
Yo soy  y
El/Ella es  y

Tauro con Tauro

Ambos sacan de cada uno los anhelos más poderosos de estabilidad y permanencia. Les agrada mucho considerar las cosas que les gustaría tener, ...  lea más

Usted es Tauro

Para quienes la conocen, hay un historieta infantil cuyo personaje central es un Tauro perfecto: Fernando, el toro, se divierte oliendo ...  lea más

El compañero Tauro

Tauro es un signo absolutamente físico. Es muy raro encontrar a un Tauro que no tenga una naturaleza fuerte e intensa. Aún aquellos Tauro ...  lea más

El hombre Tauro

El toro es un animal masculino por excelencia y un hombre Tauro personifica, dentro de toda la gama de la masculinidad, la quintaesencia del macho absoluto: en parte porque ya la naturaleza del signo es muy física y en parte también porque puede desempeñar a la perfección los roles que la sociedad le exige cumplir. El hombre Tauro está perfectamente ataviado con todos aquellos atributos que la sociedad considera bien masculinos, desde el guardarropa, pasando por su comportamiento físico y por supuesto, hasta esa tan mentada posesividad cavernícola.

No son pocos los Taurinos a quienes les preocupa su apariencia personal, de modo que gastan mucho dinero hasta dar con "la" camisa de seda, "el" perfume, y "el" corte de pelo. Esto no es muy machista que digamos en el sentido ordinario del término, pero paradójicamente, imitando a sus congéneres del reino animal, son los machos de las especies quienes despliegan toda una parafernalia impresionante a la hora del cortejo.

Otros hombres Tauro, en cambio, son amantes de vivir en armonía con la naturaleza. En este grupo vamos a encontrar, entonces, a quienes dejaron de consumir cafeína, dejaron de fumar, de usar preservativos, no usan cosméticos probados en animales de laboratorio, y usan ropa exclusivamente hecha con fibras naturales. Todo en función de mantener la coherencia entre el interior y el exterior, logrando serenidad, pureza y armonía. No importa cuáles sean los valores de Tauro: él creerá en ellos absoluta y profundamente, y con la misma fuerza y determinación ejercerá su conexión del cuerpo con la realidad material.

Cuando pensamos en un héroe silencioso y fuerte, ahí tendremos a un Taurino. Por lo común es irresistiblemente atractivo, aún cuando no del todo convencional o dentro de los parámetros de la belleza standard. El se siente muy cómodo y orgulloso de su cuerpo. Se trata de un hombre elegante, muy bien vestido. Y esto es lo que más refleja a un Taurino típico: esa vanidad combinada con el toque de "la" calidad, o lo que comúnmente se conoce por "buen gusto".

Eso de las pasiones poderosas es algo que flota en la superficie de un Taurino. Si lo que se busca es sensualidad, pues en Tauro encontrará por toneladas. Pero no se deje atrapar por ese jueguito seductor y las alabanzas que pueda decirle. Si un hombre Tauro advierte que Ud. pretende cambiarlo, pues ahí usted se topará un hombre exasperantemente simple y caprichoso, de pensamiento obtuso. Cuando él enfrenta algo que no desea comprender, pues simplemente lo bloquea en su mente. Y usted se lleva de regalo el calificativo de ser alguien ilógico, irracional o hasta de ser loca. O simplemente, cuando no quiere escuchar, se sonreirá dulcemente y se manifestará "impermeable" ante cualquier escena de llanto o de acusaciones.

Siempre se ha dicho que un Tauro es presumido. Supongamos que usted se encuentra en una situación caótica...pues él en las mismas condiciones, lucirá imperturbable, como si nada pasara, dirá que todo tiene solución porque cree que para cada problema existe una solución sencilla y lo peor de todo es....¡que generalmente tiene razón! Y encuentra la solución sin importar que tan complicado sea el problema.

Tenga mucho cuidado de no traicionarlo. Si eso sucediera, pues no pretenda que la comprenda. Por otro lado, puede salirse con una ambivalencia absoluta en cuanto a este tipo de valores. Si es él quien cometa esta falta, pues estará todo bien....no pasará de haber resultado un "mero accidente". Pero si quien cometió la falta ha sido usted, ya estamos hablando de algo imperdonable. Si él está enamorado de usted, suficiente: usted le pertenece y ya. NO hay más que discutir. La traición es justamente lo que provocará el punto de erupción de este volcán y la dejará expuesta a la temible furia taurina.

El talón de Aquiles de un hombre Tauro es su orgullo, especialmente cuando ese orgullo está comprometido a nivel afectivo y si se le ha exigido demasiado, pues no se sorprenda que un día la arroje a usted y a sus pertenencias fuera de la casa y jamás vuelva a hablarle. Hay cosas que no pueden cambiar y punto, tanto en el amor como en el odio. Él recordará las ofensas por mucho, mucho tiempo aunque si vamos a ser justos, también reconocerá hasta mucho después todo lo que haya sido positivo en la pareja.

Los Taurinos resultan increíble y abrumadoramente indolentes. Mientras que usted ansía alguna velada glamorosa, para él la velada ideal será sentarse en su sillón favorito con una cerveza en la mano y ver un programa de deportes. Al hombre de Tauro le encanta que lo "aguijoneen" de vez en cuando. Por más que se tilde de hombre "new age" en el fondo es un hombre muy convencional. Pero el gran punto a favor que tienen es que hacen sentir seguros a sus seres queridos, cosa muy valiosa en estos tiempos donde nada ni nadie nos ofrece seguridad.

Perspectivas a largo plazo de Liz Greene