Publicidad

Amor y astrología

por Liz Greene
Yo soy  y
El/Ella es  y

Aries con Escorpio

Los temas centrales de esta combinación son: "pasión y poder". Digamos que Aries prende la mecha de ese reguero de dinamita de energía, ...  lea más

Usted es Aries

Usted necesita una causa, una misión, una batalla donde derrotar al enemigo. Ante el menor rastro de un desafío, echará mano de su viejo ...  lea más

El compañero Escorpio

Es tanto lo que se ha escrito sobre la famosa "pasión Escorpiana" que cualquier comentario resultaría redundante. Pero tampoco todo esto ...  lea más

El hombre Escorpio

Dejemos de lado el glamour y las pantallas de humo y veamos qué queda debajo de todo eso. Las necesidades emocionales del hombre Escorpio son completamente humanas: afecto, aceptación, sentirse seguro, lograr la intimidad, el amor, el placer de estar acompañado.¡Y todo en cantidades industriales!. Escorpio no tolera ni la frialdad ni la falsedad a su lado. La máscara de distanciamiento que usa es solamente eso: una máscara. Recuérdelo. Ningún hombre Escorpio que se precie va a reconocer públicamente ni a decirle que se siente herido o rechazado. ¡Usted deberá dominar la telepatía!

Al Escorpiano no le hace ninguna gracia sentir tanta emoción. Y por eso se disfraza de hombre duro y maleducado que encaja con toda esa andanada de descripciones tan típicas y populares sobre el signo. Pero tome conciencia de las razones que lo hicieron llegar a esa situación. ¿ Logrará usted alguna vez bajarle las defensas a un Escorpiano? Puede ser que sí como que no. Finalmente, no es asunto suyo. Depende de él y de su mismísimo fuero interno.

Es nuestro deber aclarar que el hombre Escorpio no es un ejemplar fácil con quien vivir. Por un lado, si usted quiere respuestas directas a preguntas como "¿me amas?" pues no provoque al demonio. Por otro lado, usted puede ser sometida a un interrogatorio de neto corte policíaco sobre por qué flirteó con fulanito ó fulanita en la fiesta, y si eso proviene de sus falencias sexuales y provoca finalmente su rechazo por los padres de él.

Si usted creyó que podía guardar secretos frente a Escorpio, la próxima vez piénselo dos veces. El hombre Escorpio puede calar muy hondo como quien corta profundamente con un cuchillo afilado y tranquilamente puede priorizar su necesidad de tomar represalias por sobre la tolerancia y la compasión. Entonces se convertirá en alguien destructivo por algún daño que usted le haya infligido y la ataque por la espalda, aunque usted ni se de cuenta de que cometió tremenda falla. ¿Decirle que hirió sus sentimientos? Dudoso. Muy dudoso. Y tampoco crea que pedirá disculpa alguna.

La consigna para vivir con este hombre es: que le guste mucho y que pueda respetarlo de verdad. La atracción física no alcanza. Y deberá comprender cómo su aguda percepción lo aísla de la gente, cómo su profundidad de sentimiento lo afecta en una sociedad que premia sobre todo la superficialidad, y qué significa tener tal grado de sensibilidad en un mundo que no la valora en absoluto. Si no le gusta tal como es, mejor déjelo, porque nunca logrará cambiarlo y si le pide hacerlo, es muy probable que haga exactamente lo contrario.

Al Escorpiano no le agradan ni las amazonas ni alguien que "se le cuelgue de la yugular". Necesita que lo necesiten. Por otro lado, él respeta mucho a quien demuestra tener fortaleza. Si usted es indulgente con su propio orgullo de modo tal que él no pierda ninguna batalla ni sienta que comete errores en la vida, pues encontrará en este hombre al amante más devoto, compasivo, comprensivo y gentil. El hombre Escorpio desfallece de amor ante el dolor ajeno, y si usted muestra el suyo propio, Escorpio hará cualquier cosa por usted. Pero si se lo trata con trivialidad, o se lo desmerece, lo que recibirá a cambio será su desagrado absoluto, experiencia poco feliz si las hay. Y no le ande con jugarretas. Si Escorpio cree que se han burlado de él, prepárese para encontrarse con la persona más difícil del mundo. Su orgullo no le permitiría menos que eso.

¿Y qué hay sobre su famosa posesividad? Con este tema hay que ser muy realistas: eso no se desvanecerá por arte de magia. Como así tampoco ese sentimiento de llevar la delantera en asuntos como permitirse tener otros affairs amorosos o flirtear con alguien más, porque eso es lo que su instinto le dicta y lo necesita y punto. Mientras que usted no puede darse ese lujo por el simple hecho de que usted le pertenece.

Como el hombre Escorpio tiene en su interior un verdadero "campo de batalla" él percibe la vida desde esta misma óptica. Por consiguiente, usted está de su lado o del lado enemigo. Es así de simple. Este hombre no perdona la traición, que para él es un asunto que va más allá de lo sexual. Como cuando él se entrega por amor lo hace con toda su alma, entonces si usted lo traiciona, está degradando este principio. Por lo tanto jamás perdonará lo sucedido. Jamás. Usted puede traicionarlo de otro modo aún cuando sexualmente le sea fiel entonces él sentirá que usted despreció sus más profundas convicciones.

Muy en su fuero interno, el Escorpiano es un guerrero que lucha por alcanzar la Verdad. Puede que no tenga este concepto interiorizado en un nivel metafísico como tampoco le gusta horadar mucho en sus propias razones para pensar así. Pero he ahí al hombre. Usted no puede, en medio del campo de batalla, volverse hacia su compañero y decirle como al descuido: "Bueno, en verdad creo que el enemigo debería tener una estrategia. ¿Por qué no somos razonables y discutimos dónde está tu debilidad?"

Usted está con él o contra él. Él no tiene ningún problema de ser apasionadamente leal con usted siempre y cuando usted lo sea con él en la misma medida. El mejor regalo que puede hacerle es creer en él y acompañarlo cuando está atravesando una de sus famosas crisis porque "el mundo no lo comprende". Escorpio confía en muy poca gente porque realmente es muy poca la gente que es digna de confianza. Entréguele su más sincera fidelidad y tendrá a su lado a un acérrimo y sincero campeón. ¡Y para toda la vida!

Análisis Anual del Horóscopo de Liz Greene