Publicidad

Amor y astrología

por Liz Greene
Yo soy  y
El/Ella es  y

Sagitario con Leo

Como ambos nacieron bajo un signo de fuego, son muy dramáticos y aman el desafío. Se interesan más en el futuro que en el pasado o el presente. ...  lea más

Usted es Sagitario

Los centauros son figuras mitológicas -mitad caballo, mitad hombre- que viven arrojando sus flechas hacia algún punto lejano en el horizonte ...  lea más

El compañero Leo

Para Leo, el amor es lo que mueve al mundo. Como cualquier otra experiencia en la vida, el amor es algo mítico para estos nativos, y éste conlleva a su vez mucho dramatismo. Un afecto tranquilo no es el estilo de Leo. Le gusta estar enamorado y jugar el rol de amante. Si usted llega a ser la destinataria de este romance, pues nada de lo que haya vivido antes podrá comparársele.

El compañero Leo cuando está enamorado es romántico y magnánimo. Una forma de demostrar su amor es haciendo regalos muy generosos a su amado. Y no se trata de simples cajas de bombones. Serán las cajas de bombones más lujosas, exóticas o difíciles de conseguir. Y si se tratara de otro tipo de obsequios, generalmente serán con el fin de que se luzcan y admiren en público. Por el amor de Dios, no se olvide de mostrar su aprecio y mejor aún ¡hágalo ruidosamente! Para Leo, que se tomó la molestia de embarcarse en este operativo con tamaño esfuerzo, sería una gran ofensa y humillación no recibir a cambio un agradecimiento grandilocuente y entusiasta. Y para redondear, sepa que Leo es mejor dando que recibiendo.

Para este signo el amor significa un acto creativo. A veces usted observará que su compañero Leo está tan absorto en este romance, enamorado del amor, encantado por la mítica imagen del amor que usted puede pasar inadvertida. Éste es un problema muy común en las relaciones que entablan los Leoninos. Usted siente que se le deja de lado si no se dio cuenta de tomarle el tiempo a su enamorado en este asunto del cuento de hadas y lograr entrar y salir del mismo como para lograr esa atención que necesita.

Pero más allá de estas dificultades, Leo en verdad es el amante ideal. La más exquisita virtud de Leo es la de convertir cualquier romance en una ocasión mágica y especial. Leo es capaz de hacerla sentir amada como nadie antes pudo hacerlo en su vida. El ama "con estilo" y sin inhibiciones. Y ser leal también es muy leonino.

Aunque Leo es vanidoso y le gusta que lo admiren, suelen ser compañeros estables y que entienden al amor como un valor duradero. Si en verdad están enamorados, moverán la Tierra para usted. Naturalmente, algo pedirán a cambio de tanta pasión.

El León es un gatito celoso. Y no tolerará que ni la menor de cualquier otra criatura persiga a su media naranja. A Leo no le hace mella tener competencia, es más, le gusta porque si usted consigue tener muchos admiradoras eso es sinónimo del buen gusto leonino. Lo que no perdonan de ninguna manera es la traición, provocándole una herida que jamás habrá de sanar.

El corazón leonino es muy infantil e idealista, y que traicionen su confianza es todo un deshonor. Más que la traición a nivel sexual sentirá más el haber sido herido en sus ideales, en su dignidad y en su autoestima.

El compañero Leo no exige solamente lealtad y fidelidad. También quiere que se lo trate como a un rey. Ellos suelen ser tan adorables que no será difícil tratarlos de esa manera. Pero esta cosa tan imperiosa de sentirse especiales suele cansar ya que ellos no recuerdan que los demás también son especiales y tienen derecho a ello...¡pero se olvidan!

A cambio de todo ese amor, lealtad y adoración, Leo ofrece muchísima protección. Tiene un corazón generoso y peleará heroicamente para defender a sus seres queridos. Brindará a quienes ama todo el apoyo, y todo el cuidado y hará cualquier tipo de sacrificio, renunciará a cualquier cosa y no escatimará ni en gastos ni en esfuerzos con tal de satisfacerlos.

La vida con un compañero Leo será siempre excitante y muy enérgica, y casi nunca tranquila. Son tan quisquillosos y temperamentales que sus opiniones e ideales son demasiado exagerados y por eso siempre están cosechando problemas en las pequeñas esferas de la vida cotidiana.

A Leo no le van para nada ni las limitaciones ni las incongruencias de la naturaleza humana. Lo que ellos quieren es el amor con todas las letras, el amor mítico, ese amor que fuera encomiado en las canciones de los trovadores hace seiscientos años.

Aunque saben que en cierta medida ese tipo de amor no existe, eso los desilusiona bastante. Pero en otro nivel identifican al amor con un ideal mítico y como ningún otro signo del zodíaco son capaces de trasladar esta imagen a la vida real, haciéndola sentir a usted como otro héroe o un príncipe. Cuando se pasa bastante tiempo al lado de alguien que es la personificación de un mito, usted empezará a advertir que de hecho está rodeado de ellos. Y una relación con Leo puede convencerlo finalmente de que los cuentos de hadas pueden convertirse en realidad.

El hombre Leo

Los hombres Leo son tan inconmensurables como la vida. Hasta los Leones más humildes son así. Los Leoninos irradian carisma, y aunque este ...  lea más

Horóscopo para Niños de Liz Greene, Edición gratuita de prueba!