•    
    惑星の現在位置
    2014年12月17日, 20:05 世界時
    太陽25射手座48' 2"23s22
    2蠍座45'17"11s07
    水星1山羊座4' 7"25s15
    金星8山羊座57'37"24s06
    火星9水瓶座58'41"18s57
    木星22獅子座29'41"r14n46
    土星29蠍座21'38"18s08
    天王星12牡羊座34'38"r4n21
    海王星5魚座4'59"10s20
    冥王星12山羊座40'38"20s39
    月の交点16天秤座48'54"r6s36
    カイロン13魚座22' 3"2s12
    記号の説明
    現在のチャート
| マイAstro | Forum | FAQ

El ataque terrorista en Estados Unidos

Una perspectiva astrológica por Liz Greene

Acerca de Liz Greene

La descripción astrológica de un acontecimiento siempre presenta varios niveles de significado e implica una situación mucho más compleja que la aparente en la superficie. El terrible ataque terrorista ocurrido el 11 de setiembre del 2001 en Estados Unidos no constituye una excepción. Desde aquel día, han aparecido en Internet numerosos artículos ofreciendo una interpretación astrológica de lo sucedido y muchos pueden ayudar a su comprensión. No habrá interpretación alguna de símbolos planetarios que pueda mitigar la pena y el atropello sentido por tanta gente, ni tampoco modificar las decisiones tomadas por gobiernos que no se valen de intuiciones astrológicas. Sin embargo, las intuiciones astrológicas a veces pueden ayudar al individuo a encontrar una perspectiva más equilibrada. Me parece que, en el presente clima astrológico, [1] y tras tan terrible y aterrador acontecimiento, una perspectiva equilibrada es muy necesaria.

1. La carta del Acontecimiento

Primera explosión -  Cliquear para ampliar

Primera explosión del World Trade Centre
11 de setiembre del 2001, 8:45, Ciudad de Nueva York, Nueva York

Al igual que muchas de las cartas levantadas para el comienzo de la guerra, la de la colisión del primer avión secuestrado contra el edificio del World Trade Centre muestra un aspecto benigno decepcionante. Posee una configuración poderosa y aparentemente armónica entre los planetas Mercurio, Saturno, Urano y Neptuno. 2] No es mi intención argumentar acerca de las implicancias predictivas u horarias de esta carta, otros astrólogos especializados en estos temas ya lo han hecho, sino acerca del cuadro más profundo que ella describe de la psique colectiva en el momento del ataque. Al igual que la similar configuración benigna en la carta del comienzo de la Segunda Guerra Mundial,[3] esta disposición de planetas nos dice algo que tal vez no deseamos reconocer: es fácil que estos acontecimientos sucedan cuando la Psique colectiva flota en un estado de complacencia e inconsciencia. Este tipo de configuraciones planetarias son aspectos blandos y reflejan dones y aptitudes innatas en una carta individual, pero también pueden describir una actitud simplista que considera que todo esta bien en el mundo. Son los aspectos "duros" o "inarmónicos" [4] los que nos fuerzan a hacer conciencia y a trabajar para contener nuestros conflictos y desarrollar nuestros potenciales. Esta carta contiene una sorprendente yuxtaposición de ambos tipos de aspectos - un gran trino y una T-Cuadrada. Cuando esto sucede en una carta individual, es característico que los trinos inicialmente dominen y que los aspectos duros se hagan presenten a través de algún tipo de crisis, que fuerza a la persona a enfrentar realidades dolorosas que hubiera preferido evitar. La alineación planetaria se encuentra en el elemento de aire, relacionado con las ideas, ideales y conceptos, y tal vez refleja el idealismo peligrosamente auto satisfecho con el cual nosotros, en el mundo Occidental, comenzamos la semana del 9 de setiembre. El dominio de lo políticamente correcto por sobre la realidad humana y la creencia de que puede resolver los problemas del mundo, puede ser una de las muchas cosas que justamente han llegado a un final abrupto.

Otros aspectos de esta carta son agresivos y potencialmente muy destructivos. Si en una carta individual son trabajados a conciencia, pueden producir resultados extremadamente positivos. Sin embargo, cuando aparecen como marca distintiva del clima del momento, pueden ser explosivos .[5] Los aspectos del 11 de setiembre describen este acontecimiento como originado en conflictos ideológicos, siendo el fanatismo y la intolerancia, que anualmente se han incrementado [6] en todas las naciones del mundo, el sonido subyacente del batir de tambores. El centro de la tensión se encuentra en el ámbito del mapa natal que se relaciona con los fantasmas ancestrales, la herencia del pasado, tradicionalmente llamada la casa de los "enemigos secretos". [7] Desde una perspectiva psicológica, este área de la carta se refiere a los arquetipos del inconsciente colectivo que se remontan hacia el pasado por muchas generaciones. En pocas palabras, esta configuración explosiva de aspectos duros describe la consumación de problemas de ira, agresión, victimización propiciatoria y fanatismo que tienen sus raíces en un pasado mucho más lejano.

No creo posible poner la carta de un acontecimiento o los tránsitos sobre la carta de un país y pronosticar en términos concretos lo que "va a suceder". A veces, el esbozo de un tránsito sobre la carta de un país es muy sugerente cuando se lo une con el conocimiento de las cuestiones políticas, tal fue el caso de la Unión Soviética en 1989.[8] Pero aquí las configuraciones no son tan obvias. Amenazantes y perturbadoras, si; claras y simples, no. Mucha gente con la percepción de los hechos luego que han ocurrido, ahora con orgullo declara lo fácil que es leer los hechos del 11 de setiembre en esta carta, y en los tránsitos sobre la carta de los Estados Unidos, que se describen más adelante. Esta es una opinión superficial, al igual que los pronósticos del Fin del Mundo que han estado circulando desde que el mundo es mundo. El pregonar que se posee este tipo de conocimiento anticipado de las cosas, tal vez otorgue un sentimiento de poder e importancia personal, pero podría ser más constructivo- y verdadero- admitir no solo nuestra ignorancia, sino también nuestra necesidad de ver objetivamente la variedad de diferentes niveles y perspectivas para tratar de dar sentido a la catástrofe que se ha producido, y conducir nuestro camino hacia un futuro constructivo, en vez de destructivo. Si creemos que existe alguna posibilidad de libre albedrío, y alguna capacidad de trabajar sobre las configuraciones difíciles para generar resultados creativos, en vez de destructivos, debemos aceptar el hecho de que el ataque terrorista en Estados Unidos no fue un hecho "del destino".

Es inútil decir cómo se podría haber evitado si alguien hubiera hecho o no, tal o cual cosa. Hay demasiados "si tan sólo..." y tal vez también demasiadas declaraciones presumidas echando culpas en todas direcciones, incluso de auto culpabilidad. Esto no sirve para nada y es como decirle a alguien que padece de cáncer que es "culpa" suya porque no pudo resolver sus problemas psicológicos o porque diez años antes no ingirió el tipo de comida adecuada. Para mejorar las cosas necesitamos examinar el significado de estos acontecimientos primero, y luego buscar la manera de convertir un gran mal en una oportunidad para mejorar la situación. Por supuesto Estados Unidos tiene una "sombra" psicológica. Al igual que todas las naciones del mundo. En algún punto puede ser adecuado investigar la naturaleza de esa "sombra". Pero de la misma forma en que no habrá auto-análisis que pueda proteger a un individuo de lo inesperado, tampoco lo hará en el caso de una nación. Aquellos que dan por sentado que los actos terroristas son el "resultado" inevitable de los errores de una nación, están, en efecto atribuyendo lógica, imparcialidad y justicia a gente que las ha abandonado hace mucho tiempo.

Se trate de la carta de un acontecimiento, la de una nación o la de un individuo, es sorprendente el contraste entre una buena configuración que refleja ideales elevados y nobles y otra tensa que indica elementos de victimización propiciatoria, agresión, fanatismo obsesivo y violencia potencial nacida de la ira impotente.[9] Las buenas configuraciones de una carta natal, a menudo esconden una multitud de pecados. Psicológicamente, tenemos tendencia a esconder nuestros dones y aptitudes para evitarnos el dolor de tratar con nuestras limitaciones y conflictos. Se podría decir que la mañana del 11 de setiembre, el colectivo- a nivel global, y no exclusivamente de los Estados Unidos- se encontraba precisamente en este estado de optimista negación de la realidad.

2. La Carta "Sibley" para los Estados Unidos

Si yuxtaponemos esta carta con la natal de los Estados Unidos- en otras palabras, si examinamos los tránsitos- obtenemos un cuadro claro de lo que significa este incidente para el país. La carta del acontecimiento es la de la psique colectiva del momento, pero como carta de tránsitos nos dice de qué manera la cualidad de ese momento afecta a los Estados Unidos. Estos tránsitos son muy perturbadores, aunque debería recordarse que el más importante de ellos [10] ha estado afectando por algún tiempo y no es exclusivo del 11 de setiembre. El conflicto con los "otros" se sincroniza con una profunda transformación interna, y las transformaciones de este tipo generalmente son extremadamente desagradables, hasta devastadoras en principio, aunque a largo plazo sean infinitamente creativas. Para el resto del mundo, la cualidad del Ascendente en Sagitario de Estados Unidos, la personalidad de la Nación, siempre ha sido evidente, de manera más y menos atractiva- el impertérrito espíritu explorador, el ilimitado entusiasmo y la fe en el futuro, la predisposición profundamente religiosa, el exceso material y emocional, el arrogarse superioridad moral, el valeroso rechazo a aceptar la derrota, el perpetuo optimismo.

Estados Unidos, cliquear para ampliar

Estados Unidos de América
4 de julio de 1776,5:10 p.m., Filadelfia, Pennsylvania

Todas estas cualidades, agradables y menos agradables, reflejan un admirable candor en el mejor y el peor sentido - inocencia acerca de lo que la gente es realmente capaz de hacer, una actitud simultáneamente tolerante y santurrona hacia cuestiones espirituales y filosóficas más amplias, un deseo de creer lo mejor de todos y una convicción firme de que todas las cosas, aún las malas, pueden deparar oportunidades para el crecimiento. La transformación que ahora está teniendo lugar, reflejada por Plutón en tránsito por este Ascendente en Sagitario, es una especie de Final de la Infancia que trae consigo la pérdida de la inocencia, y el desafío de transformar la intuitiva e infantil visión de propósito superior de Sagitario, en una sabiduría genuina y una visión más realista de la humanidad. Plutón nos puede llevar al infierno y de regreso, y su proceso puede significar pérdida, humillación, depresión y una sensación de estar chocando con el destino o con fuerzas que trascienden nuestro control. Los tránsitos de Plutón producen sentimientos de humildad y pueden estar acompañados también por sentimientos de impotencia y gran ansiedad. El ataque terrorista del 11 de septiembre es el principal disparador de la transformación Plutoniana, pero representa sólo uno de los distintos aspectos que operan y reflejan que hay un proceso más profundo en marcha.

Se debe recordar que este tipo de movimientos planetarios tiene un largo período progresivo y que el primer acercamiento que hizo Plutón al Ascendente de Estados Unidos coincidió con el escándalo del Presidente Clinton y Mónica Lewinsky. No importa cuán tonta y superficial puede haber parecido a muchas personas esta situación, ya que puso en evidencia cuestiones más profundas sobre moralidad y responsabilidad pública. La crisis actual es un asunto enteramente diferente, Estados Unidos está bajo ataque, más de cinco mil personas inocentes han sido asesinadas y, a menos que se tome acción, pueden ocurrir más tragedias. Pero por debajo, el cuestionamiento moral ahora exigido a todos los Estadounidenses está incentivado por la misma búsqueda de Sagitario de definir la naturaleza esencial y absoluta de lo correcto y lo incorrecto, la verdad y la mentira, lo bueno y lo malo. Y debido a que Plutón transitando a través de Sagitario refleja un proceso en todos nosotros, cada nación ahora debe esforzarse por resolver este mismo dilema moral. El tiempo de la hipocresía ha terminado.

Psicológica y también astrológicamente [11] es natural buscar la identificación de los culpables de la tragedia, y sentirse víctimas de aquellos que son obsesivamente rígidos con sus ideologías e intolerantes con los puntos de vista diferentes de los propios.[12] Generalmente, cuando este tipo de tránsito importante pasa por esta parte de la carta natal, el "otro" realmente se encuentra allí afuera. Esto no es sólo "proyección" como algunas personas algo tontas están reclamando. Existen redes terroristas activas reales alrededor del mundo, dedicadas a derribar las instituciones Occidentales; ellos realmente matan gente, y lo harán alegremente otra vez. Por más de veinticinco años los Británicos han soportado actos de terrorismo y el asesinato de gente inocente en sus ciudades, a manos del Ejército Revolucionario Irlandés, y saben qué se siente. Pero al mismo tiempo, el enemigo "otro" es un catalizador, como también un perpetrador, y puede ser necesario reconocer que durante un largo tiempo se ha ido construyendo una polarización que necesita ser integrada. Los hechos del 11 de setiembre coinciden con el comienzo de un largo tránsito continuo de Saturno a través de la Séptima Casa de la carta natal del país. Serán las consecuencias y los inevitables cambios en el pensamiento colectivo, los cuales harán destacar el significado real y el resultado potencialmente creativo del presente desastre.

Con cualquier oposición planetaria, es extremadamente importante no polarizar. La polarización-"nosotros contra ellos"- y -"cacemos al chivo expiatorio" -es la forma más fácil, y a veces inevitable de tratar con las oposiciones al principio. Pero, a la larga, no es el camino más útil. Permanecer tan objetivos como sea posible y esperar hasta que la razón pueda contener y dirigir al impulso, nos puede permitir hacer lo que es necesario, sin abandonarnos a la regla de la masa que destruye las vidrieras de los negocios y amontona a todos los individuos de una raza, religión o nacionalidad determinada en una misma bolsa. Aquellos que en Estados Unidos y Europa están perpetrando actos de violencia contra inocentes familias musulmanas que viven entre ellos, no son diferentes de los terroristas que ponen a todos los Estadounidenses bajo el rótulo de "el diablo". [13] Los que han sido víctimas propiciatorias -en este caso, Estados Unidos mismo- necesitan poder responder sin convertirse en victimarios. Psicológicamente, la ira y los sentimientos de venganza son una parte necesaria y normal del proceso de duelo, y no deberíamos estar avergonzados de sentirlos. La cuestión crítica es si y de que manera obramos de acuerdo con ellos.

Hay muchos otros tránsitos notables. Uno, que involucra al planeta Mercurio, se relaciona con la imagen de Estados Unidos ante los ojos del mundo, tanto la positiva como la negativa -como el "juez moral", el defensor de la sociedad civilizada, el pacificador, el bastión del "elevado fundamento moral", el "policía" del mundo.[14] Esta es una imagen ambivalente, a veces inmensamente fuerte y justa, otras, opresiva y puritana. Es posible que este tránsito sobre la carta de Estados Unidos pueda, con optimismo, señalar un nuevo, y más positivo uso del poder de la Nación como juez compasivo y líder sabio.[15] El ciclo de Mercurio en tránsito que comenzó el 11 de setiembre estará llegando a completarse el 23 de octubre, aunque no desearía arriesgar una suposición respecto de cómo va a finalizar. Puede ser que los responsables sean llevados ante la justicia. O tal vez, sea un ciclo de índole psicológica y refleje un endurecimiento y cristalización de las estructuras morales, políticas y legales que tenga como resultado una acción medida, cuidadosamente pensada.

Los efectos financieros de la catástrofe se reflejan en otro tránsito, esta vez relacionado con el planeta Neptuno. Más importante que la pérdida financiera es que se socavan las presunciones de seguridad y protección.[16] Aquí también se produce una manifestación respecto de los recursos y la manera en que éstos se utilizan y se comparten. La tendencia regresiva es al aislamiento y al proteccionismo, mientras que la progresiva es a mancomunar recursos y reconocer la necesidad de cooperación, tanto material como psicológica. A menudo, los tránsitos de Neptuno vienen acompañados de pérdidas que deben ser aceptadas; y bajo Neptuno, es más sabio dejar ir y confiar en la resolución eventual de las cosas, que pelear ciegamente para aferrarse a una sensación de seguridad que ya se ha marchado.

Los recursos pueden ser psicológicos como también materiales, y el esfuerzo inmediato realizado por los Estados Unidos para crear una mayor cooperación con otras naciones, es una respuesta extremadamente positiva a este tránsito de Neptuno que pide que la Nación se concentre menos en cuantos millones costó el edificio del World Trade Centre, y más, en como todos nos necesitamos mutuamente, si deseamos vivir pacíficamente con otras naciones y otros pueblos. Los países que han sido aislados o considerados faltos de importancia, pueden convertirse en amigos; aquellos que se han presentado como amigos pueden tener que examinar otra vez sus propias actividades destructivas secretas. El tránsito de Neptuno pone de manifiesto el tema de la relación con otros países, y en este aspecto la carta de Estados Unidos no es especialmente indicativa de distensión. Tiene una tendencia a enfatizar el nivel material de la realidad y a rechazar la mirada sobre los niveles más profundos del fundamento del ser humano [17]. La interdependencia con otras naciones y un espíritu de igualdad psicológica, si no económica, a veces puede haber sido difícil de lograr. [18] Tal vez merece recordarse que durante la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos, a regañadientes pero en forma decisiva, ingresó en la guerra luego del bombardeo de Pearl Harbour-en sí mismo un ataque terrorista [19]; y a pesar de las terribles pérdidas, este involucrarse en un esfuerzo global, ayudó a generar un mundo en el cual, a veces, ha habido mayor reconocimiento de la dependencia mutua de todas las naciones. Este tránsito de Neptuno, que ha coincidido con una gran aflicción y pérdida en muchos niveles, puede, a la larga, dar paso a un espíritu de unidad y cooperación perdurable.

3. La Carta Progresada de los Estados Unidos

Una carta progresada retrata el significado más profundo del tiempo, y es menos descriptiva de los tipos de experiencias externas que probablemente van a afectar las vidas del individuo o de la nación. Esta carta progresada se nos presenta con un aspecto sorprendente que sugiere una mayor honestidad y un diálogo más abierto entre el gobierno y el pueblo; y el comienzo de un nuevo ciclo de desarrollo que implica una intensificación de la comprensión y la sensibilidad, respecto de la entidad global de la cual la Nación es parte.[20] Es un aspecto extremadamente positivo y creativo. Es mi experiencia que los acontecimientos externos dolorosos a menudo se producen cuando este tipo de aspecto progresado positivo está en marcha - como si, de alguna forma, fuera necesario limpiar, vaciando lo gastado, y atravesar una clase de prueba de fuego para liberar el potencial que intenta nacer. Este aspecto progresado, tan diferente de los tránsitos sobre la carta de Estados Unidos, me da esperanza respecto del resultado de los acontecimientos en curso, ya que implica una capacidad creciente de claridad, concientización e integración, que podría inaugurar un tipo de renacimiento. Aunque probablemente habrán más pruebas que soportar en el futuro inmediato [21], este aspecto progresado es muy prometedor respecto de la manera en que eventualmente se llevarán a cabo las cosas.

Carta progresada para los Estados Unidos - cliquear para ampliar

Carta progresada para los Estados Unidos.
Posiciones para el 11 de setiembre de 2001

Un tránsito del Planeta Urano en la carta progresada revela una imagen bastante literal de lo que ha sucedido: una experiencia inesperada y espantosa que surge de la esfera de "los otros", despierta el espíritu apasionado de la Nación y la lanza a patadas a la vida .[22] Este tránsito podría señalar un tipo de despertar positivo que involucra no sólo la actitud pública, sino también la naturaleza de las relaciones de Estados Unidos con el mundo exterior. Con esta clase de aspectos, todo depende de la forma en que la gente responde. En otras palabras, cada individuo elige: polarizarse y llevar adelante una campaña de odio y proteccionismo; meterse en un análisis pesimista de cada falla y error del Estadounidense, real o imaginario; o permanecer objetivo, centrado y comprensivo con todas las personas que se hallan del lado de la vida, no importa cual sea su nación, religión o raza, y que están haciendo lo mejor que pueden para contener los elementos destructivos que existen dentro de todos nosotros.

Es probable que en las próximas semanas esa agresión se despliegue contra aquellos que llevaron a cabo el ataque terrorista; aunque esperemos se haga en forma realista y medida y no desenfrenada.[23] De igual modo, el tránsito que lo sugiere describe también la ira y la indignación que se ha sentido en toda la Nación. Hacia finales de diciembre, un nuevo tránsito relacionado con el planetoide Quirón comenzará a iluminar la carta natal de Estados Unidos.[24] Este tránsito va a permanecer por largo tiempo, durante todo el 2002 y comienzos del 2003. No es un tránsito violento, pero si de duelo, tristeza, de búsqueda espiritual, y además de curación. También describe un sentido de vulnerabilidad y reconocimiento de las heridas, las fallas y los problemas nacionales. Cuando sea el momento, esta búsqueda espiritual debe llegar en forma orgánica y natural; no debe ser forzada por aquellos que quieren encontrar a alguien a quien hacer cargo y se permiten culpar a su propia nación, debido a los sentimientos de humillación e impotencia que a nivel colectivo las grandes catástrofes siempre generan. Como un acompañamiento del profundo proceso de transformación descripto por Plutón en la carta natal, este sugiere una importante reelaboración de actitudes internas y una voluntad de trabajar sobre la propia imagen y admitir y prestar atención a debilidades y fallas que son humanas, antes que "malas" o "diabólicas". El campo de la búsqueda espiritual bien puede comprender el despliegue real y no idealizado de la historia nacional y el uso de los recursos naturales, el país y la Tierra misma.[25]

4. La Carta del Presidente

Por último, sería útil mirar la carta natal y la progresada del Presidente Bush. Como líder electo, la responsabilidad para enfrentar la presente crisis con firmeza y cordura fundamentalmente recae sobre sus hombros. Las conexiones entre su carta natal y la de Estados Unidos son impresionantes, en si mismo un estudio interesante, ya que los tránsitos sobre una carta siempre van a coincidir con los que se producen sobre la otra.[26] El presente tránsito de Neptuno sobre ambas cartas puede reflejar no sólo el encuentro del Sr. Bush con un "otro" neptuniano, evasivo, amenazador, sino también el desafío a su Ascendente en Leo y a su capacidad para valerse de su potencial nobleza y cualidades de líder antes que de sus potenciales tendencias a auto engrandecerse. A ambas cartas, otro tránsito significativo las está despertando a la importancia de una comunidad mundial más amplia.[27] Un tránsito adicional describe con claridad el choque emocional y el dolor evidente en la respuesta del Presidente.[28] Un próximo tránsito de Júpiter a fines de setiembre, que va a repetirse el año entrante, puede ser un buen presagio, tanto para el Sr. Bush como para su país, sobre todo respecto de la apertura de lazos positivos con "amigos" y "socios".

Presidente George W. Bush - Cliquear para ampliar

Presidente George W. Bush, 6 de julio de 1946, 7:27 a.m., New Haven, Connecticut

5. Carta Progresada del Presidente Bush

En los próximos seis meses, los aspectos progresados en la carta del Presidente sugieren la posibilidad para el Sr. Bush de constituirse, ante el mundo, como un líder mundial firme, pero civilizado, que cumple con la necesidad, indicada en su carta natal, de labrar su propio camino, en vez de caer otra vez en lo heredado de su padre y los sistemas de valores y creencias con los que ha crecido.[29] Cualquiera que sean nuestros propios puntos de vista políticos, este hombre es el que ahora está en el cargo y debe tratar con la presente crisis. En este momento no es especialmente útil denigrarlo, dado que todavía no ha tenido la oportunidad de demostrar totalmente de qué forma se propone lograr su cometido en medio de la pesadilla. Él (o aquellos con los que trabaja) puede sorprender a los que lo tildan de incompetente para manejar la crisis.[30] En algunos ámbitos o situaciones puede ser el presidente "equivocado", pero es posible que en el clima que impera actualmente pueda ser precisamente el "adecuado".

Carta Progresada de George Bush - cliquear para ampliar

Carta Progresada de George Bush, levantada para el 11 de setiembre del 2001

Hay muchos aspectos en tránsito, progresados y natales que en este artículo no se han tratado. He intentado abarcar los aspectos principales y el significado que podrían tener desde una perspectiva psicológica. Una vez más, no creo que los ataques del 11 de setiembre pudieran haberse anticipado. Tampoco creo que se pueda asegurar que los mismos se podrían haber evitado, aún si hubiera sido posible preverlos. De la misma manera en que las experiencias se producen en la vida de un individuo, estos terribles acontecimientos conforman el aspecto exterior de un dilema mucho más profundo, que en el fondo, implica la reorganización de la auto imagen de Estados Unidos y sus relaciones con otras naciones. Se trata de una verdadera crisis vital plutoniana y al igual que para el caso de un individuo, se dispone de una oportunidad para crecer y florecer, si se puede renunciar a actitudes y perspectivas viejas y el entendimiento logra contener y neutralizar al extremismo y a la polarización. Esto queda en cada individuo, es inútil andar gritando por ahí: "¡Es culpa de de la derecha/la izquierda/de los comunistas/los capitalistas/los anarquistas/los Musulmanes/los Judíos/los Cristianos/las políticas gubernamentales/los inmigrantes/los extraterrestres!". Los mismos terroristas recibirán, esperemos, su justo castigo. Pero, esto es sólo un nivel de estos tránsitos. En cualquier psique colectiva, el cambio comienza en el corazón de cada individuo y en la forma en que cada hombre o mujer tiene para enfrentar una crisis. El espíritu de compasión, apoyo mutuo y unidad que estos terribles acontecimientos ya han generado en Estados Unidos es profundamente conmovedor; asegura que la propensión transformadora de Plutón ha comenzado a revelar su más profundo significado.

La oposición Saturno-Plutón que en este momento se encuentra presidiendo los cielos, es un aspecto tenso y doloroso, y cada persona lo está experimentando de una forma u otra; algunos a través de su vida íntima, otros de su salud, otros con problemas financieros o atrapados en crisis colectivas. Esta oposición enfrenta dos principios arquetípicos: -la razón con el caos; la civilización con la anarquía; las estructuras atrincheradas con la inevitable necesidad de cambio; el control racional con las fuerzas de la más profunda psique inconsciente; la voluntad humana con lo que llamamos "destino". Ninguna es la "correcta" o "mejor" que la otra. Se requiere equilibrio y resistencia para no polarizarse. El resultado final del tránsito podría ser una mayor comprensión, estructuras económicas y sociales más flexibles y compasivas, mayor realismo, menos hipocresía y un incremento de la propia honestidad, y una verdadera madurez y tolerancia de espíritu. Y la gente sólo puede atravesar esta dolorosa iniciación como individuos. Ese es, fundamentalmente, el verdadero mensaje de la astrología, no si podemos "predecir el futuro" o "individualizar al tipo malo" y utilizar nuestra intuición para aporrear a los que personalmente desaprobamos por motivos emocionales o ideológicos. Dondequiera que se encuentren el odio, la crueldad y la intolerancia, son grandes males. Saturno-Plutón tiene una manera de correr el velo y ponerlos totalmente a la vista. Sin embargo, existen en cada ser humano y en cada nación. Fanáticos, matones y terroristas de una clase más sutil podrían también estar conviviendo bien entre nuestras propias familias, entre nuestros líderes religiosos, nuestros amigos y nuestros contactos de Internet. Saberlo no nos impide actuar como corresponde para asegurar justicia o condenar a aquellos que cometen crímenes. Pero, quizás pueda ayudar a no permitirnos caer precisamente en el mismo fanatismo y ceguera que desataron los trágicos acontecimientos del 11 de setiembre.

Liz Greene

Zürich, 15 de Setiembre de 2001



[1] Se refiere a la oposición Saturno-Plutón que presidía el cielo en ese momento y que lleva implícita desagradables connotaciones para los astrólogos, dada su coincidencia histórica con los estallidos de guerra. La conjunción de estos planetas en 1914 acompañó al comienzo de la Primera Guerra Mundial, la conjunción de 1946 ocurrió exactamente después del final de la Segunda Guerra Mundial cuando se dio a conocer la verdadera devastación del Holocausto; y la oposición a mediados de los años sesenta coincidió con la Guerra de Vietnam.

[2] La presente configuración es: un gran trígono en el elemento de aire, que involucra a Mercurio en Libra exactamente sobre el Ascendente, en trígono exacto a Saturno en Géminis en la Novena Casa y también a Urano en Acuario en la Quinta y a Neptuno en Acuario en la Cuarta Casa.

[3] La carta de iniciación para el momento en que los Alemanes abrieron fuego en Danzig, dando comienzo a la Segunda Guerra Mundial, tiene un gran trígono en el elemento tierra que relaciona a Urano, Neptuno y Marte.

[4] Es decir, cuadraturas, oposiciones, semicuadraturas y sesquicuadraturas.

[5] Aunque bien pasado su punto exacto, la conjunción de Plutón y Quirón es todavía operativa. Saturno en Géminis se opone a Plutón en Sagitario, el "culpable" obvio (aunque tal vez no tan obvio como parece), y la Luna al final de Géminis se opone a Quirón y a Marte en Sagitario, todos distribuidos en el eje de la tercera y la novena casas.

[6] Esto refleja el lento recorrido de Plutón a través de Sagitario, el signo relacionado con los temas religiosos, morales y filosóficos.

[7] El Sol en Virgo, formando una T-Cuadrada con estos planetas en Sagitario y en Géminis, también ubicado exactamente en el punto medio de Plutón/Quirón, focaliza firmemente el punto crítico de las oposiciones en la Casa 12.

[8] Plutón en tránsito pasando sobre el Sol natal de la Unión Soviética en 1989, sugiere una transformación total o final definitivo ("muerte") de esta entidad política en la forma en que había existido desde su nacimiento.

[9] La cuestión del chivo expiatorio está particularmente relacionada con el ciclo Plutón-Quirón, que se produce cada 60 años aproximadamente. Durante la última conjunción de Plutón-Quirón los Alemanes comenzaron el asesinato en masa de Judíos en los "campos de la muerte". La actual conjunción, mientras pasaba por su punto exacto, ha comprendido no sólo la masacre de los Kosovares en manos de los Serbios, sino también el bombardeo de Belgrado y la epidemia de fiebre aftosa en Gran Bretaña que concluyó en un sacrificio general de animales. La oposición de Marte y la Luna reflejan agresión; el fanatismo obsesivo es una característica de Saturno en Géminis en oposición a Plutón en Sagitario; y la rabia impotente a través de la amplia, pero sin embargo operativa, conjunción de Marte y Quirón.

[10] Saturno oposición Plutón. Esta oposición cae exactamente sobre el eje Ascendente-Descendente de Estados Unidos, con Plutón en el Ascendente en Sagitario y Saturno en el Descendente en Géminis. En la carta de un país el Ascendente se refiere a la auto imagen y a la identidad, mientras que el Descendente a los "otros", en otras palabras, a otras naciones y a otras asociaciones políticas.

[11] Saturno en tránsito se encuentra en la cúspide de la Séptima Casa-la Casa de los otros y de los "enemigos declarados".

[12] Saturno en Géminis, el signo relacionado con las actitudes mentales.

[13] Las configuraciones de Saturno-Plutón y Quirón-Plutón son particularmente buenas para este tipo de odio grupal y victimación propiciatoria.

[14] Mercurio en tránsito y el Ascendente en tránsito caen exactamente sobre el Saturno natal de Estados Unidos que se encuentra a los 14º de Libra. Este Saturno natal se encuentra en la Décima Casa, relativa a la "imagen pública" y al rol ante los ojos del mundo.

[15] Dados el trígono entre Saturno y Mercurio en la carta del acontecimiento, y el que forman Saturno en tránsito con el Saturno natal, esta conjunción de Mercurio en tránsito con el Saturno de la Décima Casa en la carta natal de Estados Unidos, (a su vez en trígonos con Urano y Marte en Géminis en la Séptima Casa), podría ser un buen presagio para el futuro. Mercurio estará retrogradando a los 29º de Libra el 2 de octubre y se volverá directo a los 14º de Libra el 23 de octubre, el mismo grado en que estaba ubicado el 11 de setiembre, el grado del Saturno natal de la carta de Estados Unidos.

[16] En la carta levantada para el 11 de setiembre, Neptuno en tránsito se encuentra exactamente sobre el Nodo Lunar Sur en la Segunda Casa de la carta de Estados Unidos. En la carta natal de Estados Unidos el eje nodal se ubica en la Segunda Casa (Nodo Sur) y en la Octava (Nodo Norte).

[17] Cualquier tránsito que toca al eje nodal concierne a las relaciones. El Nodo Sur en la Segunda Casa tiende a una autosuficiencia instintiva y al proteccionismo (y además a la buena fortuna de la riqueza natural), mientras que el Nodo Norte en la Octava sugiere que se debe hacer esfuerzo en reconocer la necesidad de cooperar y compartir los recursos con los otros.

[18] Marte Natal en la Séptima Casa.

[19] En ese momento, Plutón transitaba sobre el Nodo Norte en Leo en la Octava Casa.

[20] El Sol Progresado se aproxima a una conjunción con la Luna natal. Se hará exacta en alrededor de cinco meses. Se produce en la Tercera Casa de la carta natal.

[21] Saturno en tránsito todavía tiene que hacer conjunción con Marte en la Séptima Casa; Quirón en tránsito todavía se encuentra a un par de grados de su oposición a este Marte, y Marte en tránsito hará oposición a todos los planetas natales ubicados en el signo de Cáncer en el próximo par de semanas.

[22] Las cartas progresadas deberían levantarse como cartas por propio derecho, completarse con los ángulos progresados y las cúspides de las casas progresadas. Esto revela mucho más que el colocar simplemente los planetas progresados alrededor de la rueda natal. La carta progresada también es muy sensible a los tránsitos (en especial a los ángulos progresados). En la carta progresada de Estados Unidos, el Descendente se encuentra a los 21º del signo de Acuario, y en el momento del ataque terrorista, Urano en tránsito se encuentra ubicado exactamente sobre este Descendente. En cierta forma, este tránsito es más descriptivo de lo que está realmente sucediendo, que la oposición Saturno-Plutón atravesando el Ascendente natal. La oposición Saturno-Plutón es más una descripción de cuan profundamente dividida, amenazada y apesadumbrada la Nación se siente, que lo que le ha sucedido a nivel concreto. En breve, Urano en tránsito va a llegar a los 27º de Acuario, a tiempo para unir al Sol progresado y a la Luna natal en la Tercera Casa natal y la Séptima Casa progresada. La energía de Urano es innata en la carta de Estados Unidos por su Luna en Acuario (dispositora del Sol natal en Cáncer) y su Urano natal angular lo que sugiere una respuesta positiva a la configuración que se aproxima.

[23] Marte en tránsito moviéndose a través de Capricornio pronto hará oposición a la conjunción Venus-Júpiter natal de Estados Unidos y luego al Sol natal.

[24] Quirón ingresará en Capricornio luego de su larga estadía en Sagitario, y hará oposición a los planetas que se encuentran en el signo de Cáncer en la Séptima Casa de la carta de los Estados Unidos.

[25] Quirón se encuentra en la Cuarta Casa de la carta natal de la Nación, y para comprender el significado de cualquier tránsito se debe observar dónde está ubicado en la carta natal.

[26] Por ejemplo, Neptuno en tránsito sobre el Nodo Sur de Estados Unidos también transita sobre el Descendente de la carta del Presidente y Júpiter transitando por el grado 13 de Cáncer sobre su Sol natal a fines de septiembre, también transitaba sobre el Sol natal de Estados Unidos.

[27] La oposición Saturno-Plutón llega a su Urano natal que se encuentra en la Casa Once.

[28] Urano en tránsito se encuentra a los 21º de Acuario en el Descendente progresado de Estados Unidos y hace oposición a Venus natal que se encuentra a los 21º de Leo en la carta del Presidente.

[29] En la carta progresada del Presidente, el MC progresado está exactamente sobre el Nodo Norte lunar progresado y en el 2002, la tercer fase de la oposición Saturno-Plutón va a caer a un grado de este eje progresado.

[30] Dados los trígonos fuertes que Urano en tránsito hace al stellium progresado en Libra en la Tercera Casa progresada, el Sr. Bush finalmente podría encontrar su voz y enfocar su energía sobre lo que él considera que es su "misión" para traer la paz (Libra) al mundo.

Traducido por Silvia A. Sabo

惑星の現在位置
2014年12月17日, 20:05 世界時
太陽25射手座48' 2"23s22
2蠍座45'17"11s07
水星1山羊座4' 7"25s15
金星8山羊座57'37"24s06
火星9水瓶座58'41"18s57
木星22獅子座29'41"r14n46
土星29蠍座21'38"18s08
天王星12牡羊座34'38"r4n21
海王星5魚座4'59"10s20
冥王星12山羊座40'38"20s39
月の交点16天秤座48'54"r6s36
カイロン13魚座22' 3"2s12
記号の説明
現在のチャート
広告
As one of the largest astrology portals WWW.ASTRO.COM offers a lot of free features on the subject. With high-quality horoscope interpretations by the world's leading astrologers Liz Greene, Robert Hand and other authors, many free horoscopes and extensive information on astrology for beginners and professionals, www.astro.com is the first address for astrology on the web.
Homepage - Free Horoscopes - Astrodienst Onlineshop - Astrology Knowledge - Ephemeris - Authors and Staff - My Astro - Direct Atlas query - Sitemap - FAQ - Forum - Contact Astrodienst