•    
    Posiciones actuales de los planetas
    29-Nov-2014, 03:07 TU/GMT
    Sol6Sagitario48'26"21s27
    Luna2Piscis59'14"7s00
    Mercurio1Sagitario37'26"20s33
    Venus15Sagitario29' 5"22s55
    Marte25Capricornio28' 2"22s25
    Júpiter22Leo28'26"14n42
    Saturno27Escorpio12'26"17s40
    Urano12Aries47'21"r4n25
    Neptuno4Piscis50'47"10s25
    Plutón12Capricornio4'49"20s40
    Nodo real18Libra5'11"r7s06
    Quirón13Piscis6'33"2s12
    Explicaciones de los símbolos
    Carta del momento
| Mi Astro | Forum | FAQ
Menú

El cielo aterrizado:
Una introducción al Método de Determinación de Morin

por Penny Seator


Este ensayo es una versión levemente modificada de un artículo publicado en la sección Mercurio Directo,  en el ejemplar de abril-mayo del 2007 de The Mountain Astrologer.

El carácter y el maquillaje físico de hecho se completan por la disposición del cielo que, en el momento apropiado, impulsa a la creatura fuera del vientre, de acuerdo con su destino. Y -como si así fuera- queda un sello impreso en el nativo, que es una representación de su naturaleza, condición, locación y determinación particulares de los cuerpos celestiales.

- Astrologia Gallica, Book 21

Juan Bautista Morin de Villefranche, astrólogo, físico y matemático francés del siglo XVII, escribió un tratado de 26 tomos sobre astrología y filosofía natural, que expone un acercamiento práctico y sistemático a la astrología.1 El tratado, escrito en latín, fue publicado póstumamente en Paris, en 1661 bajo el título Astrologia Gallica. En ese trabajo, Morin intentó dar forma a un sistema elegante y razonado para interpretar el horóscopo, desde lo que él observó como transigente en la historia de la astrología occidental.

El método de Morin de determinación -fundamento de su sistema- se basa en las casas astrológicas, para mostrar cómo entran las influencias2 en las vidas individuales. Este método enfatiza al Ascendente como la base de la astrología aterrizada.

Morin demuestra que un planeta y el signo que ocupa, tienen significaciones generales (o universales) que no revelan las significaciones particulares en un horóscopo. Identifica el mal uso de las significaciones universales de los planetas como un error por exceso de transigencia de la astrología. Este ensayo sigue la pista de Morin, cuando considera el uso y el mal uso de los significadores universales, y define la naturaleza planetaria y la divide en estado celestial y estado terrestre. Y el ensayo sigue el discurso de Morin cuando el astrólogo sistemáticamente combina estos factores a través del uso de la analogía para especificar la significación de un planeta en un horóscopo. En el sistema de Morin, la naturaleza del planeta y su estado celestial -su emplazamiento en el cielo- muestra su influencia; las casas -y en particular el Ascendente- representa al nativo, al receptor de dichas influencias, quien determina los efectos particulares de los planetas. Una sección del ensayo echa una mirada al Ascendente a través de la lente del método de Morin; y otra sección muestra algunas de las implicaciones del método para comprender los actos humanos. Este ensayo demuestra las bases del sistema de Morin, aplicados al horóscopo natal de Sara Vaughan, y concluye con el reconocimiento del legado de Morin, su regalo para los astrólogos.

El mal uso de los Significadores Universales

Morin demuestra que los astrólogos han usado pobremente los significados universales de los planetas y de los signos. Un significador universal se refiere a todos los miembros de una clase o de una categoría, sin distinciones entre ellos. Un planeta es un significador universal de todos esos objetos sublunares que resultan análogos a su naturaleza categórica.3 En otras palabras, un planeta significa por su naturaleza toda una gama de cosas con los que tiene analogía4 - el planeta y todo aquello en lo que él tiene regencia. Cada cosa presente en la categoría de aquello que rige el planeta, es un referente en potencia del planeta en un horóscopo; es lo que el planeta significa en uno en particular; es algo que el planeta, universalmente, significa.5

Morin afirma que los astrólogos se han referido a los planetas para mostrar -por su naturaleza, solamente- cuáles son las significaciones análogas que operan en un horóscopo. Un significador universal, empero, no distingue entre los miembros de la categoría en los que rige; un planeta -por su naturaleza- significa, sin distinción, todos sus significados categóricos. Y para afinar su argumento, Morin cita una pregunta que planteó el astrólogo del siglo XVI, Girolamo Cardano:

' Cardano ' afirma que Ptolomeo introdujo una enorme confusión cuando asignó diversos significados a un solo significador, e hizo que la Luna, por ejemplo, significara el organismo, la moral, la salud, la esposa, madre, hijas, sirvientas y hermanas. Dice Cardano: "Entonces, ¿Cuál sería la condición de la Luna en el horóscopo de uno cuya esposa ha muerto de parto, aunque él haya contado con una vida larga, quien tuvo muchas hijas sanas aunque también sirvientas que huyeron, quien tuvo un organismo vital aunque una madre que murió joven, quien -en sí mismo- mostró un carácter moral pobre?"6

Morin imagina que otros podrían discutir que el signo de ocupación y los aspectos condicionan las significaciones de un planeta y es así como es posible especificar el significado del planeta en un horóscopo. Morin concuerda con lo que él llama -según traducción- estado celestial de un planeta, que otorga ciertas cualidades de su significado en un horóscopo. Sin embargo, aunque el estado celestial ajusta los significados, no los particulariza:

Ptolomeo, Cardano y otros estaban en un error cuando afirmaron que en toda interpretación de un horóscopo diurno concerniente al padre del nativo, la base para realizarlo es el estado celestial del Sol... Ellos no observaron que esto es absurdo porque si el Sol estuviese en Leo y, por ejemplo, en conjunción o en trino con Júpiter o con Venus, ningún niño en ningún sitio hubiera nacido en la Tierra, cuyo padre hubiese sido afortunado y hubiera vivido una larga vida ... Y, desde luego, puesto que este aspecto tiene efecto a lo largo de varios días, resulta una tontería suponer que -durante dicho periodo- todo niño nacido tuvo esta misma clase de padre ...7

El estado celestial, que refiere a todos los elementos de significación del planeta según su ubicación8 en el cielo, incluyen (1) el signo que ocupa el planeta y, particularmente, si está domiciliado, en exaltación, triplicidad, exilio (detrimento)9, caída o si se encuentra en estado de peregrinación; (2) la naturaleza del estado celestial de la relación de aspectos del propio planeta, dada su disposición y, si acaso, con la casa del planeta que lo alberga; (3) los aspectos de otros planetas considerados en su naturaleza y en su estado celestial, que pueden mostrar una forma específica de aspecto; y (4) algunos otros factores, tales como el movimiento del planeta (directo o retrógrado, veloz o lento), así como la posición del planeta respecto del Sol, de la Luna y del resto (oriental o bien occidental), y -así- en las subsiguientes interpretaciones de cada uno.

Los escépticos argumentan que los astrólogos realizan afirmaciones generales y que, por ello, son aplicables a muchas personas. Morin diría que las afirmaciones de los astrólogos aplican -cuando son confiables- a una persona en palrticular, sólo si se hace un uso correcto de las determinaciones astrológicas. Aún así, Morin hace notar que en ocasiones, las interpretaciones basadas sólo en la naturaleza planetaria y en su naturaleza celestial funcionan. En algunos horóscopos, el Sol significa honores; en ocasiones, la Luna significa -en efecto- la constitución moral del individuo. Como resultado, Morin afirma que los astrólogos han devenido en el uso pobre de los significadores universales y, así, han puesto en peligro a la astrología.

Estado terreno 

Según el método de Morin, las casas astrológicas delimitan directamente -es decir, determinan- los significados de los planetas y signos, con el fin de particularizar y concretar sus significados en un horóscopos. Morin publicó su método de determinación en Astrologia Gallica's, Libro 21.

Determinar deriva del Latín terminare ("establecer límites, fronteras") y puede ser definido como: "limitar"; (lógica) limitar al agregar diferencias, limitar la mira o la perspectiva; otorgar una ficha límite o establecer una meta, sentar una tendencia, otorgar dirección, decidir el curso de algo, dirigir los esfuerzos con una dirección diterminada, dar cauce."10

Morin muestra que las causas del horóscopo determinan y articulan los efectos astrológicos. Explica que los planetas transmiten influencias que las casas reciben y determinan realizaciones terrenas: las casas astrológicas delimitan y dirigen las significaciones inherentes a los potenciales de la naturaleza del planeta, así como a su estado celestial para dar forma a la influencia del planeta en una vida. (En traducción), Morin se refiere al emplazamiento del planeta en las casas, como el estado terreno o la determinación local.

En orden descendente de fuerza en la influencia, el estado terreno de un planeta es (1) lugar: la casa en la que se encuentra; (2) regencia: la casa que rige (cuestión que responde a la pregunta ¿De dónde viene ese planeta?), la locación de la casa de su depositor (que contesta a la pregunta ¿Hacia dónde va este planeta?), y la localización de la casa del planeta o de los planetas que ocupa (que da cuerpo a la respuesta de la primera pregunta: ¿De dónde viene el planeta?); (3) aspectos y (con una influencia más suave) los antiscia: la relación del planeta por aspecto o antiscio con planetas localizados en casas, y con los regentes de las casas, así como con las cúspides, y (4) reflexión:11 la influencia del planeta en la casa del opuesto, respecto de la casa donde el planeta se encuentra. Estas determinaciones se reducen a las dos formas básicas de determinación local: locación y regencia.

Robert Corre emplea la imagen de un pozo artesiano para explicar el modo como las casas -que representan a la Tierra y a los terrestres- determinan los cielos. Un pozo artesiano suelta burbujas desde el fondo de los suelos de una forma específica, acorde a su naturaleza, cantidad, cualidad y por las fuerzas que lo propulsan. Una vez que sale a la superficie, la topografía del suelo exterior otorga el curso que seguirá el agua y las condiciones de su flujo. Sin el conocimiento del territorio donde emerge el agua, no podemos conocer hacia dónde fluirá el agua o si el venero se convertirá en una corriente, en una fuente, en un río caudaloso o en un lago.

Morin muestra que para traducir los signos de un sistema en otro -para transliterar el Cielo en significados terrestres- necesitamos apoyarnos en las casas para representar la Vida en la Tierra. Las casas se relacionan con las cosas y con los eventos que importan a las personas. A todos nos interesa nuestro organismo, nuestro hogar, pareja, hijos, trabajo y nuestra carrera profesional; nos importan nuestros amigos, alimentos, dinero, salud-enfermedad y nuestra muerte, entre otros temas. Morin nos otorga un esquema que nos permite hacer transliteraciones de los símbolos del cielo, en términos humanos, cotidianos para todos nosotros.

Naturaleza, Estado, Determinaciones y Analogías

El método de Morin muestra su poder al utilizar analogías para combinar la naturaleza de un planeta con su estado celestial y con las determinaciones locales. Morin demuestra cómo, con la combinación sistemática de estos factores, el astrólogo puede evaluar la fuerza, calidaddirección de la influencia de cada uno de los planetas. Para conformar una imagen de una persona viva, dinámica, desde los símbolos astrológicos, el astrólogo analiza sistemáticamente las combinaciones de las casas, los signos y los planetas cuyos efectos son visibles y materializables, a través de una analogía. El sistema de Morin guía al astrólogo para mirar esas analogías, pues ellas iluminan las redes de la influencia y de la determinación que los planetas y los signos tejen entre ellos mismos y van conformando entre casa y casa.

Cuando la naturaleza de un planeta, su estado celestial y su determinación local están unificados a través de una analogía que es posible compartir, el planeta realiza en la casa características y asuntos específicos. Por ejemplo, si Júpiter está bien emplazado en Sagitario en la Casa 10 y recibe un trino desde el Sol en Leo en la 5ª Casa, existirán analogías -simbolismos- de un destino colmado con honores, creatividad y fama pública. Cada planeta, sin embargo, existe en la comunidad de planetas, en el que cada uno tiene una naturaleza distinta y determinaciones propias, con influencias peculiares y poderosas. Por tanto, es usualmente necesario evaluar y sintetizar los emplazamientos planetarios múltiples, para comprender sus influencias relativas y combinadas. Las combinaciones de los emplazamientos planetarios que confluyen -que son análogos- o intensos (o bien, débiles por ausencia de realizaciones benéficas), son necesarias para predecir resultados aparentes, visibles, en la vida específica del individuo.

Las discusiones de Morin respecto de la naturaleza planetaria, fortaleza y estado celestial, son multifacéticas. Básicamente, la naturaleza de un planeta muestra si el planeta puede -en efecto- realizar los asuntos de la casa donde se encuentra emplazado. La influencia planetaria de un planeta 12 es conocida a través de sus analogías categóricas; y estas analogías son la fuente para entender la naturaleza benéfica o maléfica de la influencia de dicho planeta 13. La fortaleza de un planeta14 - la medida de la cantidad de su influencia- calibra cuánto podrá realizar dicho planeta en los asuntos de la casa que lo alberga. Su calidad -vista en el estado celestial- indica si la realización de los asuntos de la casa resultarán refinados, satisfactorios y estables, y si dicha realización se alcanzará a través de medios éticos, con tiempo suficiente y de manera armoniosa.

Los factores de la fortaleza planetaria incluyen el sitio donde está y el regente de la casa en casas angulares  (sobre todo la 1ª y 10ª casas), así como la casa donde se encuentran los signos cardinales y la disposición de los planetas, sobre todo de aquellos que resultan clave, cuestión que ocurre cuando un planeta tiene un emplazamiento poderoso (casi siempre, con un aspecto  relacionado con el planeta dispositor), su participación en aspectos exactos en o con muchos planetas, o aspectos con el medio Cielo, el Ascendente o sus regentes; también, los aspectos con el Sol, la Luna y sus dispositores, y aspectos con otros planetas clave. El otro cabo del espectro sobre la fortaleza de un planeta, incluye la localización o la regencia en casas cadentes, la ocupación en signos mutables (también conocidos como duales), disposición o ausencia de planetas; o bien, ausencia de planetas en sitios relativamente débiles; y la participación en aspectos amplios, especialmente aquellos relacionados con planetas colocados débilmente. Las luminarias (Sol y Luna) con una posición fuerte, sobre todo si tienen aspectos con el Ascendente o entre sí; o con el Medio Cielo. Lo anterior también contribuye en gran medida en la evaluación de la fortaleza. 

Los factores primarios de un estado celeste benevolente -que condicionan favorablemente su naturaleza y que muestran la calidad de su influencia- incluyen la ocupación del signo con el que la naturaleza del planeta debe ser compatible (por domicilio, exaltación o triplicidad),15 los aspectos favorables de un planeta benéfico, o la ausencia de aspectos poco favorables, así como un buen dispositor, bien acondicionado en su estado celeste.

Morin muestra que un planeta en un horóscopo primero se identifica a sí mismo según la casa que ocupa, su localización y su naturaleza. Un benéfico natural en una casa afortunada pone en marcha los asuntos benéficos en dicha casa, a través de las analogías que comparten el planeta y dicha casa. Y un planeta naturalmente maléfico en una casa naturalmente desafortunada (la 6ª, 8ª y 12ª), tiende a mostrar un efecto de las analogías compartidas con escasa fortuna. El efecto de confluencia es más notable cuando el estado celestial de los planetas también lleva consigo una analogía de su naturaleza y de sus determinaciones. Las analogías opuestas o la ausencia de analogías limitan o impiden la realización de los asuntos de la casa. Un benéfico natural localizado en una casa desafortunada, protege al nativo de las desgracias relacionadas con la casa, y tiende a poner en marcha los significadores potencialmente beneficiosos. Un maléfico natural -como Saturno o Marte y los (post-Morin) planetas modernos- localizados en casas afortunadas, tienden a obstruir o a frustrar la realización de los significados benéficos de dicha casa. 

Cuando Morin observa la determinación por locación en casa, considera la influencia de los significados de las casa de un planeta localizado en una casa. También considera los numerosos planetas localizados en una casa y mide su influencia relativa y combinada en ella. Morin sopesa la influencia del planeta según su regente en la casa, su analogía con los asuntos de la casa, la órbita de conjunción en la cúspidede la casa, así como su relación con el regente o con el depositario de dicha casa; por último, también analiza el lugar de la secuencia de los planetas a través de la casa, entre otros factores.

Luego de considerar la naturaleza, locación y estado celestial de un planeta, Morin se concentra en los factores restantes, para dilucidar el estado terrestre. Analizar al regente es el segundo método más efectivo para determinaciones relacionadas con lo local. Morin observa el efecto del regente de una casa, colocado en su casa de regencia natural, y considera el efecto de un planeta que rige otra casa. Muestra que los planetas relacionados por la forma en la disposición respecto de otros planetas y determinaciones locales, y demuestra cómo el planeta y su anfitrión combinan sus efectos de y en las casas. Los regentes de la casa incluyen a los primarios por domicilio, importancia por exaltación y debilidad, así como por triplicidad. Los planetas que rigen un signo localizado en una casa, aunque no rijan la cúspide, también actúan como regentes de la casa. 

La tercera forma de determinación local se otorga por los aspectos que el planeta conforma. Un planeta que tiene aspectos con la cúspide de una casa, con el regente de alguna casa, con otro planeta presente en alguna de ellas, otorga una determinación a los asuntos de dicha casa y a sus influencias. Si los aspectos actúan en concordancia con sus determinaciones locales, ellos modifican las determinaciones del estado terrestre de cada uno de los planetas que cuentan con aspectos mutuos. Los planetas combinan sus asuntos con los de la casa, dada la dinámica que ocurre entre ambos.

Morin considera la panoplia o abanico de las combinaciones de benéficos y maléficos naturales según el estado celestial bueno, intermedio y pobre y de acuerdo con casas afortunadas y poco afortunadas. Por ejemplo, un benéfico natural en una casa considerada como benéfica, porta analogías que refinan, satisfacen y tornan duraderos los asuntos gratos de la casa en cuestión. Un benéfico natural con un estado celestial pobre, realiza los asuntos de la casa, aunque esta realización compromete la calidad de dicha realización: resulta insatisfactoria, inestable o llena de obstáculos; y el estado pobre de un maléfico natural resulta muy difícil de manejar. Un maléfico natural con un buen estado celestial alcanza efectos benéficos y otorga la capacidad de realizar beneficios y de evitar eventos poco afortunados, al menos en una casa considerada afortunada. Así pues, sin importar el estado, un planeta influye según su naturaleza:

[A] un maléfico -incluso en estados celestiales buenos- garantiza dificultades, mala fortuna, obstáculos, uso de medios dudosos, dada la naturaleza maléfica del planeta, que lo hace más susceptible al mal, que al bien. Mientras que es posible decir que los maléficos en un estado celestial benéfico, tienden a las disonancias que -al combinarse con los efectos benéficos de la casa- resultan en consonancias.16

El Ascendente

El punto de ascención -o Ascendente- es el sitio en el que se origina la ruta en la que los movimientos planetarios tocan a la Tierra. En la mayoría de los métodos de división de casas, el Ascendente es el primer punto que define y, con el Medio Cielo, el punto en el que se construyen las casas. El cielo entra de lleno a los asuntos de la Tierra en el Ascendente. Volteamos hacia el Este (de los Ushas en sánscrito "abajo") cuando sale el Sol para conocer y para ingresar al día que inicia; volteamos al Ascendente para conocer a una persona. El Ascendente la describe, lo mismo que sus orientaciones (del Latin orienter, "ubicarse, cara al este") respecto de su vida.

Consistente con la tradición, Morin se refiere a la 1ª Casa como La Casa de la Vida. Robert Corre enseña -como Zoltan Mason lo hizo- que el Ascendente es propiamente el 80% del horóscopo: el signo del Ascendente y los planetas conectados a él, contribuyen a la formación de la personalidad.17 Mason indicaba siempre con un dedo el Ascendiente, en tanto que interpretaba un horóscopo, para recordarse a sí mismo seguir la pista de este punto de ascensión. 

El horóscopo muestra cómo recibe el nativo y cómo determina influencias. Los factores que no aparecen en el horóscopo son también determinantes. Dichos factores son, en primer lugar, si el horóscopo ha sido correctamente calculado; y -segundo- si el horóscopo de un nacimiento humano, muestra circunstancias que el horóscopo no despliega. El horóscopo no muestra el bagaje cultural, ni la posición social o los antecedentes religiosos ni el género. Ni siquiera, la edad. Como Morin explica y Corre enfatiza, el horóscopo muestra sólo la mitad de la fotografía. La mitad restante es el contexto en el que el horóscopo opera. 

Acción y Determinación

En la cosmología Ptolemáica18 primum caelum, que es posible traducir como "primer cielo", significa la primera esfera móvil y la esfera de las estrellas fijas. El primum caelum, como la primera causa en la Naturaleza, imparte movimiento a las esferas celestiales bajas, que portan planetas en sus órbitas. En la visión tradicional -fue la fuente de información del pensamiento y práctica de Morin- el que Mueve Inmóvil inspira amor -experimentado como aliento- que anima al cosmos y genera vida; dibuja el hogar de la creatura respecto de su fuente. 

En el modelo de Morin, el Autor de la Naturaleza -en la creación- determinó las naturalezas esenciales de los planetas, así como sus poderes activos; los planetas determinaron los signos del zodiaco. Como resultado de la determinación original de los planetas que rigen a los signos, tanto planetas como signos trabajan en sociedades (en cooperación o sin ella)  a través de las relaciones que se encuentran en el regente, en la ecuación del signo y en las analogías. Desde la creación, los planetas y los signos se determinan mutuamente uno al otro. Los planetas, que actúan como transmisores de las influencias de los signos y como emisores de sus influencias propias connaturales y condicionadas, son causa primaria que activamente influye a las casas. Las casas -que representan a la Tierra y, por tanto, a nosotros- reciben y determinan influencias de los planetas y los signos. Cuando los seres humanos actuamos como resultado de las infuencias que recibimos, nos convertimos, según Morin, "en causas particulares de (nuestros) propios efectos."19

Este modelo de la relación de causa, determinación creativa y efecto, es un esquema del orden cósmico. Y muestra cómo los seres humanos nos convertimos en actores creativos: en la visión tradicional del cosmos de Morin, nosotros somos causa secundaria que actúa para determinar los efectos particulares de las primeras casusas celestiales. Con el método de Morin, podemos revisar influencias, circunstancias y potenciales, en acuerdo con la cosmología, con el fin de concentrarnos en la pregunta crucial sobre la acción humana, basada en reacciones que se repiten: ¿Qué es lo mejor que puedo hacer en estas circunstancias y bajo estas influencias, en esta ocasión?

Aplicación del Método de Morin

Sarah Vaughan fue una gran cantante  de jazz, cuya exitosa carrera inició cuando ella tenía 18 años y que se extendió durante casi 50 años. La voz de Vaughan tan fuerte, flexible, fenomenal y cautivadora, contaba con un resgistro muy amplio. Fue una de las influencias tempranas de los músicos bebop y utilizaba su voz como un cuerno. Vaughan cruzaba límites y redefinió géneros musicales, profundamente influida por los cantos del jazz. Se desempeñó con éxito en los géneros del jazz y del pop y también cantó con orquestas sinfónicas. En buena medida, se educó a sí misma y perfeccionó su arte al cantar con otros grandes músicos. Tenía una maravillosa imaginación musical; ella creaba y ejecutaba hasta la perfección intricados cambios armónicos, rítmicos y melódicos. Fue una maestra y una innovadora en el canto scat, que es el arte de improvisar con sonidos y sílabas, sin palabras. La voz de Vaughan conservó su belleza, fuerza expresiva y flexibilidad a lo largo de su carrera. Conforme su edad avanzaba, sus tonos bajos se hicieron más ricos y su musicalidad denotaba una mayor maestría.

En vista de la riqueza de información con la que cuenta un horóscopo, el reto es discernir y descartar con un propósito dado. El propósito aquí es demostrar algunos principios básicos del Método Morin, con énfasis en las características públicamente sobresalientes en la vida de Vaughan respecto de su voz y de su arte musical, con miradas ocasionales a otros asuntos. La Casa 2 es la casa de la garganta y de la boca y, por tanto, de la nutrición; es la casa del dinero y de los recursos materiales. Y el talento musical es un asunto de la Casa 5.20

El Ascendente: Vida y Orientación

Para comprender el efecto de cualquier emplazamiento planetario, es necesario entender quién es la persona que está sujeta a dicha influencia. Y Escorpio es el Ascendente en el horóscopo de Vaughan. Como el octavo signo, Escorpión conecta a Vaughan con los asuntos de la Casa 8. La ubicación de casa del Ascendiente rige a Marte y a Plutón y ello confirma la conexión directa de Vaughan al eje de las casas 2ª y 8ª: el regente Plutón en el Asciendiente está localizado en la 8ª Casa, en Cáncer y muestra una oposición cerrada al regente del Ascendiente, que es Marte, que está en exaltación en Capricornio en la 1ª Casa. La Luna en Capricornio se ubica en exilio en la 2ª Casa, con aspectos cerrados con Plutón, con una órbita de 20 minutos. En el sistema de Morin, cada una de las casas cuenta con significaciones accidentales, que reflejan significaciones esenciales de la casa en oposición; y un dispositor del regente de una casa puede convertirse tan efectivo en los asuntos de la casa, como el regente original mismo. Por tanto, Plutón, en su localización en la 8ª Casa y su disposición en la 2ª, tuvo una intervención considerable en la vida de Vaughan, respecto de los asuntos de su Casa 2.

Este par de arterias conectan poderosamente con el Ascendente y con el eje de las casas segunda y octava, con un destello hacia la Casa 2: la vitalidad que mostró Vaughan en relación con los asuntos de la Casa 2. Esta confluencia de factores dirigidos hacia la Casa 2 resulta impactante. Y aún hay más: todo planeta en el horóscopo vierte su influencia en la Casa 2, y todos están ligados al Ascendiente o al regente del mismo.

Urano, Neptuno y Venus son los planetas que presentan más aspectos con el Ascendiente. Los tres planetas están fuertemente conectados a la Casa 2, por disposición o por disposición final. 21 Y, por aspecto, Júpiter, que rige a la Casa 1 -representando a Vaughan-  y en la Casa 4 -representando a los fundamentos de Vaughan y a sus ancestros- es regente de la Casa 2. Está emplazado poderosamente en domicilio, con una conjunción en la segunda cúspide y dispone del regente del Ascendente -Plutón- por exaltación hacia la Casa 2. El Sol y Mercurio, los regentes de la Casa 10 en Aries en la Casa 5, aspectan a la Casa 2 y están dispuestos ahí por el Marte, el regente del Ascendente.  Ellos aspectan a ambos regentes del Ascendiente. Saturno, que rige la Segunda Casa, se encuentra en la Casa 12 en Escorpio, el signo ascendiente, en recepción mutua por domicilio con el regente del Ascendiente, Marte exaltado. Este patrón apretada y comprehensivamente tejido, significa el enfoque integral de Vaughan en los asuntos de la Casa 2, así como en los que relacionan al eje Casa 2/Casa 8. También muestra la complejidad notable de esos asuntos. Vaughan -con el Ascendiente en Escorpión- estaba direccionada hacia la voz, el dinero, el dinero de otros, la comida, la bebida, el trauma, la regeneración y la muerte.

Urano en Piscis se encuentra en la Casa 4, casa angular del que es co-regente; y hace aspectos cerrados con ambos regentes del Ascendiente: Marte y Plutón. Urano está localizado en la casa de los padres, del pasado, los fundamentos y los ancestros, en un signo que rige la música. Muestra disposición respecto de la Casa 2 y una cuadratura con su poderoso dispositor, Júpiter; también, con la Casa 9 regida por Neptuno, que muestra el honor y la elevación por estar en la casa del signo real, en Leo. Venus, cuya ubicación poderosa es un domicilio angular, hace sextil y presenta disposición respecto de Urano por exaltación. El dispositor más importante de Urano está exaltado en el regente de la Casa 10 -Sol en Aries- localizado en la Casa 5 de la actuación, representación, música y creatividad. Con estos emplazamientos como presagio, Vaughan se vuelve visible y notable con sus canciones. Sus padres eran religiosos amateur y músicos tradicionales. Vaughan inició su carrera musical cuando cantó en el coro y tocó el órgano en la iglesia, durante su niñez y su adolescencia; sus raíces en el jazz la condujeron al bebop innovador, con sus armonías y ritmos tan revolucionarios. El pasado de Vaughan la llevó hacia sus tan inspiradas representaciones únicas, notables. 

El segundo aspecto más cercano respecto del Ascendente es Neptuno en cuadratura con la Casa 9. Neptuno participa en trinos de fuego con Júpiter en la Segunda Casa y con el dispositor de la misma, con el Sol exaltado en conjunción con Mercurio en la Casa 5. Casi hace cuadratura con Venus -cómodo en su propia casa, la séptima- en cúspide. Neptuno significa a la añoranza y a la divinidad, en un signo relacionado con realeza y desempeño, en una casa de aspiraciones y de lo divino; el Sol exaltado que dispone a Neptuno es un significador de la realeza y de la divinidad en la afortunada y musical Casa 5. Vaughan cantó baladas con profundos acordes de añoranza y romance, con una voz preciosa y llena de coloraturas; algunos críticos puntillosos la llamaban voz con aspiraciones de ópera... aunque Vaughan era conocida como "La Divina"; y ella afirmaba que una de sus canciones favoritas y mejor interpretadas era "La Oración a Dios". Las aspiraciones de la cantante la condujeron hacia sus canciones divinas.

Venus conforma el tercer aspecto en cercanía respecto del Ascendente. Venus es uno de los dos planetas angulares y este benéfico está muy bien domiciliado en una conjunción cercana a la cúspide de la Casa 7 en cúspide, en una carta con un Escorpión ascendiente. La Casa 7 significa al público, así como al compañero. Venus hace sextil con Urano y este planeta lo exalta. Con analogías relativas a la garganta y a la voz, en un signo que comparte esas mismas analogías. Venus tiene una disposición de exaltación respecto de la Casa 2 y cuenta con aspectos en esa misma casa respecto del dispositor, que resulta ser la Luna, con una apretada cuadratura respecto de Neptuno. "Tiernamente" fue una de las melodías de firma y otra más fue"Niebla". Vaughan cantó baladas innovadoras de jazz; también realizó grabaciones, acompañada con orquestas de cuerdas. El emplazamiento de Venus otorgó a Vaughan una originalidad creativa, divina y sensual, rodeada de belleza. Su voz rica y arrebatadora, así como su expresión vocal tan plena de belleza le aseguraron el éxito con su devoto público. 

El Medio Cielo: Acción y Destino

El Medio Cielo en el horóscopo de Vaughan se encuentra en un sitio poderoso y promete, en sí mismo, algo extraordinario. Su posición es en Leo, signo fuerte, fijo y fogoso. Es el regente de su Sol en Aries, con disposiciones hacia la Casa 2, a través de un Marte exaltado. El Sol viene de casas elevadas -Novena y Décima- hacia la Quinta, donde está ubicado en cúspide, por exaltación. El Sol participa con Mercurio, que también rige la Casa 10, en poderosos trinos de fuego, que ocurren en casas poderosas y afortunadas. Todos los planetas  en estos trinos de fuego -Júpiter domiciliado en la cúspide de la Casa 2, el Sol exaltado en la Casa 5, en cúspide,, donde hace trino y dispone al elevado Neptuno en la Casa 9, y Mercurio en conjunción respecto de su exaltado dispositor- cuentan con determinaciones hacia la Casa 2 por localización, regencia, disposición y aspecto: las acciones de Vaughan y su destino están enfocados a la Casa 2, a través de las afortunadas Casas 5 y 9. Ambos regentes hacen aspectos con los regentes del Ascendente y muestran disposiciones con el regente del Ascendente, que es Marte. Las acciones de Vaughan -significadas en la Casa 10 y en sus regentes- están integradas en ella misma y con su vida y se muestran en la Casa 1 y sus regentes. Vaughan estaba destinada a llevar a cabo acciones que crearan brillantes e inspiradas puestas en escena, a través de canciones.

Las Luces

El Sol, como ya se dijo, cuenta con una posición poderosa. Tal como esta luminaria, la Luna está colocada en un signo cardinal en una casa sucesiva. Ambas luminarias están en cuadratura mutua; y ambas están configuradas fuertemente con los regentes del Ascendente. El Sol está exaltado y en cuadratura con su dispositor, también exaltado. La Luna está en exilio, con el mismo dispositor en exaltación. Ambas luminarias otorgan determinaciones respecto de las casas 2ª, 5ª, 9ª y 10ª; y ambos rigen casas afortunadas y elevadas.El Sol es el regente del Medio Cielo y la Luna rige la Casa 9. El Sol también rige la afortunada Casa 5 por exaltación, mientras que la Luna rige por exaltación la casa angular 7. El emplazamiento de ambas luminarias confirman la fuerza, integración, poderosa motivación y notoriedad de Vaughan.

Cantidad: Fuerza

La fortaleza de Vaughan es aparente desde el primer momento. El emplazamiento del Ascendente y de las luminarias, y el poderoso emplazamiento del Medio Cielo -incluso, sin incluir el resto de los factores- otorgan al horóscopo una fuerza enorme y la promesa de una vida inusual.

El Ascendente en Escorpio, en un signo fuerte y fijo. Los regentes del Ascendente, los regentes del Medio Cielo, ambas luminarias y sus disposiciones -todos- ocupan signos cardinales, y están localizados en casas sucesivas. Ambos regentes del Ascendente conforman aspectos benéficos respecto del Ascendente y muchos de los restantes planetas muestran aspectos claros con el Ascendente o con sus regentes. La fuerza del Ascendente permitió a Vaughan hacer un uso efectivo de sus dones notables, en condiciones demandantes.

En el horóscopo de Vaughan, muchos planetas, con inclusión de los regentes de las casas 1 y 10, se relacionan con aspectos precisos. Todos los planetos -excepto Saturno- están en recepción mutua con Marte, su dispositor exaltado, y están en el domicilio o muestran exaltación -o algún aspecto planetario que los dispone- por domicilio, exaltación o ambos. En general, el mayor aspecto que un planeta puede recibir, es de su dispositor; y estos aspectos entre los planetas y sus dispositorios fortalecen, estabilizan y resultan en una carta muy integrada.

El horóscopo muestra una preponderancia de emplazamientos en el elemento fuego, que está activo y es poderoso. No existen signos en los planetas de aire. El poema de Rumi, aplica en este caso: "Las flautas de junco se tocan con fuego, no con viento". Vaughan estaba inspirada de un modo creativo; contaba con una enorme cantidad de energía a su disposición y reconocía su tendencia personal hacia el éxito. Su primer apodo fue "Sassy" (en español: atrevida, insolente, pícara...). Trabajaba y socializaba durente horas y su vida social incluía actitudes indulgentes y exageradas respecto de la comida, la bebida y el consumo de otras sustancias. Durante su adolescencia, extralimitó los alcances de su organismo, pues dormía muy poco. La benéfica y poderosa presencia de Júpiter en la cúspide de su Casa 2, otorgó a la voz de Vaughan fuerza y durabilidad, que llevó a Vaughan a fortalecer su voz y a seguir cantando maravillosamente, a pesar de las demandas a su organismo y a sus atentados en contra de su bienestar.

Dos planetas benéficos -Venus y Júpiter- están emplazados en las cúspides de los signos que rigen naturalmente, con un Venus angular. Urano se localiza en una casa angular que rige y muestra aspectos casi perfectos con el Ascendente y con planetas clave. Sólo dos planetas -Saturno y Neptuno- se encuentran en casas cadentes, y ambos forman parte de la fuerza constituyente. Neptuno está elevado y en una disposición fuerte, dado el emplazamiento del Sol. Y Saturno está en recepción mutua por domicilio y por sus aspectos con los regentes del Ascendiente, en una casa succedente. Ambos planetas están emplazados en casas regidas por signos mutables y ambos aligeran el peso del horóscopo y de una mentalidad enfocada; incluso, contribuyen a toda esta intensidad.

Calidad: Naturaleza y Estado Celestial

La progresión de los planetas a través de la Casa 2, describe la voz de Vaughan. El domicilio de Júpiter en la cúspide de esa misma casa muestra una influencia primordial en esta casa crucial. Tres planetas de naturaleza y estado diverso están en la Casa 2 -el benéfico Júpiter en su domicilio, la Luna benéfica en exilio y el maléfico Marte exaltado- y las muchas influencias en la casa, muestran la enorme complejidad de dicha casa y de sus asuntos, reflejados en la voz de Vaughan. Con frecuencia, Vaughan podía cantar con tonos muy puros y agraciados (influencia de Júpiter) y podía mezclarlos con saltos, bajos o tonos planos; incluso, con disonancias (aún, con la influencia de Júpiter y su emplazamiento bajo los efectos de la Luna en exilio). Todos sus tonos variados alcanzaban una exitosa resolución (bajo la influencia de Júpiter y Marte). La misma progresión se muestra en su fraseo vocal de las canciones que cantaba; incluso, ella mostraba patrones complejos y los cantaba con sonidos contenidos, con formas muy específicas. El genio vocal de Vaughan tomaba el poder de su brillante Sol, guiado por Júpiter para influir a sus oyentes extensamente, con tonos de jazz -Urano- tremendamente sensibles (Neptuno), para dar cuerpo a Venus, Júpiter, Luna y Marte. El sitio de su Luna en exilio, en una casa regida por el protector Júpiter, muestra el buen humor y la ligereza de la música que ella cantó y que llegó extensamente, a tantos rincones.

Marte (significador natural de acciones en el tiempo) y Saturno (significador natural del Tiempo mismo) combinan en mutua recepción; la Luna (significador natural de los ritmos y sentidos del tiempo) combina con ambos planetas por conjunción y por disposición. Los emplazamientos de los tres se mostraron en la carta de Vaughan y la convirtieron en una maestra de lo que es posible hacer con el tiempo, con los tiempos musicales y con los ritmos, para integrar fenomenalmente en canciones distintos patrones de sonidos, ritmos y silencios. Los acompañantes musicales de Vaughan -quienes en su mayoría comentaron que trabajar con ella era emocionante, inspirador, una experiencia musicalmente reveladora- describieron cómo ellos esperaban que ella fuera quien, con enorme maestría, señalara el tiempo justo en la que caía cada una de las notas, calibrando cada uno de los tiempos. La disposición de Saturno, Marte y Luna, atraían al tiempo, que bien podría haber sido un talento perdido en la Casa 12, aunque con la exaltación de Marte y la disposición de la Luna respecto de Saturno, condujeron a este talento hacia los dominios de la Casa 2, todos bajo la influencia de Júpiter. Todo lo anterior -en concordancia- facilitó que Vaughan aterrizara dicho talento en suelo fértil.

Vaughan fue reconocida como una gran música de jazz; y también tuvo una carrera paralela como una financieramente exitosa cantante de pop. Los regentes de su Ascendente en Escorpión en Capricornio y en Cáncer -signos cardinales que rigen la conciencia de la seguridad- tienen configuraciones perfectas con la Luna, presente en el eje de las casas 2 y 8 y eso orientó a Vaughan fuertemente hacia el dinero.  Los factores que describen esta orientación se fusionan con las determinaciones de su Venus, que incluyen su disposición, dada la Luna en exilio en la Casa 2, que describen circunstancias en las que sus esposos y parejas están interesados en su dinero. Por la disposición de Venus por Saturno en Escorpio en la Casa 12 (puesto que la Luna dispone a Venus por exaltación y Saturno a la Luna por domicilio), en combinación con el emplazamiento del regente de la Luna en la Casa 12, muestran a los esposos de Vaughan como sus enemigos secretos, particularmente en asuntos financieros. Estos emplazamientos, en combinación con Marte, Pluto y Urano (con inclusión del sextil exacto de Urano con su Descendiente y su tenso sextil con Venus), muestran parejas que la controlaban, confinaban y que eran proclives a la violencia. Vaughan fue la proveedora financiera en sus tres matrimonios fallidos. Ella sostenía a sus padres cuando se volvió famosa y también dio soporte a su hija, adoptada por ella y su segundo marido, y criada por Vaughan misma y su madre. Saturno en Escorpión en disposición con la Luna y con Marte desde la Casa 2 a la Casa 12, muestran pérdida y falta de suerte. El poderoso emplazamiento de Júpiter y su analogía con la riqueza, muestran y explican el éxito económico de la música y cantante. Estos factores y la presencia de planetas en la Casa 2 -Júpiter en domicilio en la cúspide, con la Luna en exilio y el Marte exaltado que la sigue- pintan un panorama en el que existe éxito financiero seguido de pérdidas, que alcanzan resolución. Vaughan siempre se recuperó de pérdidas financieras considerables, relacionadas con sus primeros dos matrimonios, y le fue posible disfrutar de riquezas sustanciales. 

Consistente respecto de su Ascendente en Escorpión y con el eje de las casas 2 y 8, Vaughan otorgó un uso financiero a sus talentos. La luna en exilio y con configuraciones respecto de algunos maléficos, describen la pobre calidad de las melodías y de los arreglos que grabó la artista con fines comerciales. El primer disco que le produjo ganancias por un millón de dólares ("Melodía del Corazón Roto", en español) resultó tan pobre musicalmente hablando, que ni siquiera ella podía obtener belleza de la tonada. Se sentía incómoda cuando tenía que cantarla. Y, por el otro lado, Vaughan encontró y expresó belleza a través de canciones con valor diverso. Más tarde, en su carrera, Vaughan fue capaz de enfocarse en material con alta calidad musical, que le permitió utilizar su genio innato y su creatividad de un modo más consistente, en comparación con lo que le permitían lograr los materiales grabados en épocas más tempranas de su larga carrera. Entonces, Vaughan ya tenía un repertorio corto y que cantaba con frecuencia, aunque diferenciado en cada una de las presentaciones. La influencia jupiteriana, en el domicilio de la Casa 2 y en cúspide y la exaltación de marte -que concluye las series de planetas relacionados con esta casa- muestra una clara disonancia, que Vaughan logró convertir en consonancia.

Analogías

El horóscopo de Vaughan muestra una indefectible carrera musical brillante, innovadora, creada con una voz poderosa, bella y muy expresiva. Las analogías -tal como se ha analizado hasta aquí- resultan intensas. Sol, Luna, Júpiter, Urano y Leo en exaltación, en fuego, en los dominios de las casas 5, 9 y 10. Todo ello cuenta con analogías de notoriedad, brillo y creatividad. Júpiter, Neptuno, Venus, Sagitario, fuego y agua en las casas 9 y 12, muestran analogías con la divinidad y con la poesía creativa del sonido. Luna, Plutón, Neptuno -agua- y en las casas 4, 8 y 12, tienen analogías con el misterio, la ilusión y con un poder subyugante; también, con una afección profunda. Las analogías maléficas en el horóscopo -relevantes en la discusión de los siguientes párrafos de este artículo- resultan intensas.

Los maléficos y las casas desafortunadas

El mismo horóscopo que describe la fuerza y el brillo, el genio expresivo, la fama y le éxito de Sarah Vaughan, también describe su mala fortuna. Los regentes del Ascendiente son maléficos naturales y ambos muestran aspectos difíciles entre sí, que determinan las tres casas conocidas como propias de escasa fortuna. Ambos se encuentran en posiciones difíciles respecto de las Luminarias. Ninguno de los ángulos más importantes -Ascendiente y Medio Cielo- ni sus regentes, así como ninguna luz reciben aspectos armoniosos ni condiciones armoniosas. Las analogías son visibles y tuvieron sus efectos. Estos significadores fundamentales en la artista y en su vida, con influencias maléficas y con escaso sustento benéfico, representan una vida con una buena porción de dificultades y de dolor.

La posición de Saturno es inminente, pues se trata del planeta de la enfermedad, la soledad y del silencio que -salvo la recepción mutua que muestra con Marte- luce desolado en la solitaria Casa 12, regida por Escorpión, y está profundamente tejido en la totalidad del horóscopo. Saturno rige a la Casa 12 por exaltación; y su único aspecto cercano es un sextil con el MC, sitio de acción y de destino. La Casa 12 otorga determinaciones de pérdida, enfermedad, hospitalización y, con la disposición natural de Saturno por regir a la enfermedad misma, influye y dispone finalmente a ambos regentes del Ascendiente, a ambas Luminarias y a los dos regentes de la Casa 10, así como a los regentes de las casas 6ª, 8ª y 12ª.  De hecho, Saturno dispone, a la postre, a todos los planetas en el horóscopo, excepto a Júpiter, Urano y Neptuno. El poder de Saturno como dispositor y su mutua recepción en el domicilio con Marte, expuso repetidamente a Sarah Vaughan desde la notoriedad, el dinero, la alegría, la creatividad y la fama, a difíciles momentos de desolación, silencio y pérdida, para regresarla nuevamente a la música, al canto. El emplazamiento de Saturno describe la experiencia de Vaughan de una carrera limitada y de tristezas profundas y calladas, en medio de una vida llena de éxito público y de fama, de riqueza financiera y de logros reales y a pesar de todos los extrañamientos sociales de los que fue objeto la artista. 

Saturno rige la Casa 4 y una de sus analogías corresponde al fin de la vida, a los finales. Como regente de la Casa 4 y en la 12ª -con confluencias con otros planetas clave con disposiciones respecto de la 12ª y conectados con la 6ª, 8ª y con los maléficos- Saturno muestra hospitalizaciones hacia el fin de la vida. La Casa 2 se relaciona con la nutrición, con lo que sale del organismo a través de la boca, así como con lo que entra en él. Los maléficos rigen el acto de fumar y a los químicos que destruyen la salud. Los emplazamientos de los maléficos y las casas desafortunadas muestran una enfermedad crónica, silenciosa, conformada a través del tiempo que se construye por ingestas. Con Marte como regente del Ascendente, a través de ambos regentes de la Casa 10 y con las luminarias y sus determinaciones respecto de las casas 6, 8 y 12, así como el emplazamiento de Plutón como regente del Ascendente en la Casa 8, muestra que las acciones de Vaughan ocasionaron su muerte. La artista fumaba cigarrillos y murió relativamente joven, a los 66 años, de cáncer de pulmón.

Urano, localizado en la casa relacionada con el fin de la vida, está dispuesto por domicilio y exaltación a tres de las casas afortunadas, con aspectos que lo relacionan con dos de ellas. Urano -dada la determinación respecto de la muerte por su aspecto con Plutón en la Casa 8, por los sextiles con el regente de la Casa 12, Venus, que también rige la Casa 11, relacionada con amigos y con el amor que se da y se recibe de los amigos-: estos emplazamientos señalan que Vaughan murió en su hogar, rodeada y sostenida por sus amigos y por su familia.

El regalo de Morin para los astrólogos

La visión de Morin respecto del mal uso que se da a los significadores universales, pone luz a la práctica astrológica. Cuando se ignora o se pasa por alto el ajuste adecuado de los significadores universales, ocurre como ha sucedido en la astrología occidental: de ser considerada como una ciencia precisa y agudamente predictiva, la Astrología se ha convertido en un amorfo más o menos descriptivo de planetas, signos y aspectos. Morin afirma que los astrólogos pueden incluso hablar con la vida como un hecho sistemático, según el grado de compromiso de la persona con su propio decurso vital, a través del estudio sistemático y pleno en proporción, con el uso adecuado de signos, planetas y aspectos respecto de las casas. En el método de Morin, los factores que combinan para delinear a una persona, también le dan forma a una vida. Con el uso del sistema de Morin, la visión del astrólogo en relación con las causas y los efectos, resultan más y mejor conectados -y con más visión y luz- respecto de la vida misma y los modos como la vivimos. Con estos métodos, el astrólogo puede otorgar consultas prácticas, útiles y enfocadas, que comprenden la experiencia de vida y el sitio desde la perspectiva cósmica.

La aproximación de Morin es comprehensiva y sistemática. Está asentada en una base sólida de factores astrológicos, utilizados con acuerdo a un método que relaciona armoniosa y orgánicamente a la cosmología, a los significados y a la tradición. Los astrólogos occidentales modernos han introducido nuevos factores -puntos medios y lecturas de medios puntos, por ejemplo- con sus técnicas asociadas. Estos factores resultan correctos, de una manera asombrosa. Si Morin está en lo correcto, dichos factores tendrían que mostrarse de una manera proporcional y en el sitio correcto, en la interpretación comprehensiva y sistemática de un horóscopo. 

Los métodos de Morin muestran los símbolos astrológicos como operan dinámicamente en un horóscopo, con el fin de describir una vida. Los símbolos astrológicos, en acción, revelan el orden cósmico -puesto que la palabra cosomos se refiere a la armonía- el cosmos. Los astrólogos occidentales modernos tienden a rechazar la tradición que categoriza planetas como benéficos o maléficos naturales, casas como afortunadas o poco afortunadas y estados celestiales de honor y deshonor. Resulta importante reconocer el valor de la experiencia humana, que incluye a la dolorosa y a la destructiva. A pesar de todo, es útil para los seres humanos que buscan perspectivas y guía para percibir y conocer los patrones presentes en sus vidas, relacionados éstos con las consideraciones culturales sobre la dicha y la desdicha, el éxito y el fracaso, las acciones competentes y las que no lo son; y los medios éticos o no para conseguir fines.

Morin muestra cómo mirar un horóscopo a través de sus casas, que resulta en enfoques para iluminar y aclarar esa mirada. Muestra cómo ver la vida sub-lunar en acción, bajo las influencias cósmicas que influyen y dan forma a la determinación humana. En el Arte Sagrado de la Astrología, conjuntamos a la Tierra y al Cielo, para conocer lo divino en la vida humana.

Estoy agradecida con Robert Corre, un astrólogo de Nueva York y maestro, quien fue durante largo tiempo alumno de Zoltan Mason, por enseñarme el Sistema de Morin a través del Foro de Astrología. Gracias también a Laura Torbet por sus comentarios en las primeras versiones del presente ensayo; y a Pat Ranger por el intercambio de correos electrónicos con el horóscopo de Sara Vaughan. Los errores y las limitaciones, son imputables sólo a mi persona.

Datos de la Carta y Fuente

Sarah Vaughan, Marzo 27, 1924; 9:44 p.m. EST; Newark, NJ, USA (40°N44^08^^, 74°W10^22^^); AA: copiado del registro de certificados; AstroDatabank cita: Los Horóscopos Siderales Contemporáneos y El Libro Gauquelin de Cartas Americanas. Quité un minuto de las 9:45 p.m., que fue la hora de nacimiento dada.

Referencias y Notas

1. La enseñanza, así como información adicional sobre Morin y su sistema, están disponibles en la Página Web de Robert Corre's: www.forumonastrology.com. Este sitio en la red es el portal a través del que el señor Corre da clases sobre el sistema de Morin y agenda en su calendario clases personales, así como conferencias en Estados Unidos y en otros países. 

2. Influencia (del Latín influxus, "emanación de las estrellas") es: "El supuesto flujo de las estrellas o de los cielos de un flujo etéreo que actúa sobre... carácter y destino... y afecta, en general, a los objetos sublunares". Oxford English Dictionary, Oxford University Press, CD-ROM, 2002 (llamado de aquí en adelante OED). Influencia se utiliza en la mayor parte de este ensayo sin el celestial, que resulta repetitivo.

3. Naturaleza es esencia expresada en acción; esencia (del Latín esse, "ser") es lo que hace que algo sea lo que es. La influencia que un planeta tiene por naturaleza, es la influencia con la que cuenta por ser sí mismo, por ser lo que es.

4. Analogía es "correspondencia ... de uno a otro ... semejanza entre las cosas respecto de algunas circunstancias o efectos" (OED).

5. La naturaleza de un planeta y su significación universal es también visible en la influencia solar del Sol, por ejemplo, en la influencia saturnina de Saturno y en la jovial influencia de Júpiter.

6. J. B. Morin, Astrologia Gallica, Libro 21: The Active Determinations of the Celestial Bodies and the Passive Determinations of the Sublunary World, traductor: Richard S. Baldwin, American Federation of Astrologers, 1974, §1, cap. 3, p. 13 (llamado de aquí en adelante "Libro 21"). Existen traducciones al Inglés disponibles, de varios libros de Astrologia Gallica; las traducciones de James Herschel Holden de otros libros están en progreso y en algún momento verán la luz. 

Nota de la traductora al español: no fue posible abrir los archivos de las traducciones al español presentes en la red mundial, el 27 de marzo del 2014.

7. Libro 21, §1, cap. 3, p. 12.

8. Cuando se utiliza aquí sin calificación la palabra emplazamiento, implica todos los factores que condicionan y determinan a un planeta en un horóscopo. Estos factores incluyen la locación de la casa, el signo de ocupación, aspectos y el resto de los elementos de ambos estados, el celeste y el terrestre. He adoptado este uso de una definición semejante a la que Hart deFouw otorga en sus clases de Jyotisha, con el fin de estandarizar la terminología astrológica. Esto facilita la comunicación para distinguir emplazamientos respecto de factores menos comprehensivos, que están incluidos en el término, particularmente el signo de ocupación y la locación de la casa.

Nota de la traductora en español: Yotisha es el método tradicional de la astrología Hindú.

9. El estado planetario que los astrólogos occidentales modernos llaman detrimento, se llama para Morin exilio, que es un nombre tradicional. Un planeta en el exilio es fuerte, no suave. Sin embrago, se encuentra en un sitio poco alcanzable para los aspectos y, normalmente, en un sitio incompatible con su naturaleza. El desempeño del planeta depende del sitio de su depositor, regente en tierras lejanas, donde el planeta en exilio se se encuentra a sí mismo. 

10. OED (omisión de elipses, por su acrónimo en inglés).

11. Morin reconoce la influencia de un planeta en su casa de oposición y la llama "refelxión". Esta influencia otorga la más débil determinación local. La omito y lo mismo hago con antiscia, en gran parte, desde la discusión introductoria presente en este ensayo.

12. Morin distingue la naturaleza elemental de un planeta de su naturaleza de influencia. Esta discusión se refiere a la influencia natural.

13. Los benéficos naturales muestran analogías con los asuntos sublunares que son humanamente deseables y que contribuyen a una vida ética y satisfactoria; los maléficos naturales presentan analogías con asuntos que no corresponden a los deseos, generalmente, y también tienden a menoscabar la creación de una vida ética y satisfactoria.

14. Morin distingue entre la fuerza intrínseca y extrínseca de un planeta. Mide a la fuerza intrínseca del planeta, que es inherente a su naturaleza por el radio de su influencia. La fuerza extrínseca, que se discute aquí, ocurre dado el condicionamiento del planeta, por estado.

15. Un planeta peregrino, sin estar en honor ni en deshonor, puede ser una influencia benéfica, cuando tiene la disposición de un benéfico.

16. Libro 21, §2, cap. 2, pág. 45.

17. Tal como Robert Corre explica en su Foro de Astrología, las luminarias (particularmente en la su relación mutua y con el Ascendente), la Casa 5 (casa del amor que se prodiga a otros), y la Casa 9 (casa de la filosofía y las creencias) también contribuyen a la formación de la personalidad.

18. En la cosmología que Morin abrazó, los únicos planetas genuinos que orbitan el Sol; el Sol (con planetas concurrentes) y la Luna, que orbita la Tierra. Con esta cosmología, Morin procuró tomar en cuenta los fenómenos astronómicos que podían ser sujetos y, a la vez,  afirmaba la doctrina geocéntrica de la iglesia. 

19. Libro 21, §1, cap. 4, pág. 16.

20. La Casa 3 también otorga determinación hacia la destreza y la capacidad artística.

21. Como término que se utiliza aquí, un dispositor final de un planeta, es el dispositor de su dispositor.

© 2007 Penny Seator / todos los derechos reservados

Penny Seator is una estudiante de astrología occidental y de Yotisha, con un interés particular en el Sistema de Juan Bautista Morin. Su página web es la siguiente: www.encirclinglight.com. Y también es posible comunicarse con ella al (760) 366-9911 o por correo electrónico en pseator@encirclinglight.com.

RASGOS DEL MÉTODO DE MORIN PARA CALCULAR LA DETERMINACIÓN

Signos y panetas:

  • Son significadores universales: ellos refieren a todos los miembros de la categoría de los objetos sublunares.
  • Determinan -limitada o directamente- los asuntos de las casas en las que tienen influencia.
  • Desde bases astrológicas confiables para la interpretación astrológica, sólo cuando combinan con determinaciones que tienden a especificar determinaciones.
  • Se determinan mutuamente y actúan (con cooperación o con falta de ella) como socios.
  • Envían su influencia, transmitida a través de los planetas hacia la Tierra con acuerdo a su naturaleza, estado y determinaciones, a través de sus analogías presentes y actuantes.

Casas:

  • Representan a la Tierra y a los terrícolas, y delinean la vida terrestre.
  • Reciben y determinan las influencias de los signos y de los planetas.
  • Permiten al astrólogo realizar afirmaciones concretas que se refieren a la vida y que son aplicables a una persona en particular.
  • Muestran, especialmente a través del Ascendiente, la orientación hacia la vida del nativo.
  • Muestran, especialmente a través del Ascendiente, a quien recibe y está determinado por el influjo de planetas y signos.
  • Muestran, especialmente a través del Medio Cielo, las acciones del nativo y su destino.

Casas, signos y planetas:

  • Interactúan de maneras específicas con la cosmología.
  • Demuestran la dinámica de las influencias cósmicas en la vida terrestre, con base en la acción humana.

FOTOGRAFÍA DE LA CARTA:

 

Sarah Vaughan

Casas Regiomontanas, Nodo Malo

 

Traducción: Rocío Incera

Posiciones actuales de los planetas
29-Nov-2014, 03:07 TU/GMT
Sol6Sagitario48'26"21s27
Luna2Piscis59'14"7s00
Mercurio1Sagitario37'26"20s33
Venus15Sagitario29' 5"22s55
Marte25Capricornio28' 2"22s25
Júpiter22Leo28'26"14n42
Saturno27Escorpio12'26"17s40
Urano12Aries47'21"r4n25
Neptuno4Piscis50'47"10s25
Plutón12Capricornio4'49"20s40
Nodo real18Libra5'11"r7s06
Quirón13Piscis6'33"2s12
Explicaciones de los símbolos
Carta del momento
Publicidad
WWW.ASTRO.COM es uno de los portales de astrología más importantes y ofrece muchos servicios gratuitos a través de esta disciplina. www.astro.com es uno de los sitios pioneros de astrología en la web en ofrecer interpretaciones de horóscopos de altísima calidad de astrólogos líderes en el mundo como Liz Greene, Robert Hand y otros autores, muchos horóscopos gratuitos e información extensiva sobre la astrología para principiantes y profesionales.
Homepage - Horoscopos Gratuitos - Astro Compras - Comprendiendo Astrología - Ephemeris - Personas y Autores - Mi Astro - Preguntas Directas Atlas - Sitemap - FAQ - Foro - Contacto