El cambio de milenio

por Liz Greene

Haciendo una montaña de un grano de arena

La Gaceta de las aerolíneas suizas (Swissair Gazette) preguntó a la mundialmente reconocida astróloga y psicóloga Liz Greene cuáles eran sus predicciones para el cambio de milenio. Nos esperaba una sorpresa, ya que la doctora Liz Greene funciona de una manera más compleja de lo que podíamos imaginar. Aquellos que intenten capitalizar la “ansiedad apocalíptica” del mundo se van a ver contrariados, así que ponga a un lado sus prejuicios científicos y racionales y escuche atentamente, porque esta mujer entiende la evolución del mundo mejor que la mayoría de nosotros.

Las fechas son relativas

La doctora Greene nos hace notar que la fecha del 31 de diciembre de 1999 es una construcción cristiana que sólo parte del mundo reconoce, y ningún investigador está completamente seguro de la fecha de nacimiento de Cristo. Lo único que tenemos que hacer es asegurarnos de que nuestros sistemas informáticos no confunden las fechas con el tiempo. Además, nos dice que no hay nada particularmente milenario en los planetas en este momento -y más importante, que los planetas afectan principalmente lo que sucede en el mundo, no determinan nuestro destino. La gente tiene la libertad de decidir cómo vivir su vida, y la responsabilidad de hacer uso de esa libertad.

El cambio de milenio La doctora Greene nunca hace predicciones ya que esto es imposible. Sin embargo, al ser una gran conocedora de historia, psicología, sociología y política, puede hablar de lo que sucede en el mundo hoy en día y de cómo los planetas reflejan ciertos movimientos. Nos dio varios ejemplos pero destacó uno en especial: cada 178 años, Neptuno da una vuelta al zodíaco y ahora está entrando en Acuario donde va a quedarse durante 14 años.

Acuario refleja unidad y democracia. Neptuno refleja nuestros sueños y anhelos, esa parte nuestra que “no planea las cosas”. En la actualidad, el mundo occidental está inclinándose hacia la izquierda políticamente. Existe asimismo el deseo de unión mediante la Europa comunitaria y la moneda única. El mundo fantasea con hallar la solución a sus lacras en la tecnología. Nos estamos alejando del individuo en favor de una norma social. Fantaseamos erróneamente con la idea de que si todos los niños tuvieran un ordenador, si todos los depresivos tomaran Prozac y, lo que es más preocupante, si se pudieran manipular todos los genes para erradicar imperfecciones, dormiríamos mejor por las noches.

Desde luego, no hay nada de malo en una Europa unida o en beneficiarse de la tecnología, pero cuando nos inclinamos en ese sentido de una manera emocional sin emplear ningún discernimiento, podemos llevarnos una decepción. Liz Greene cree que Suiza podría beneficiarse de la entrada en el mercado común, pero opina que los suizos actúan sensatamente al considerar este paso con precaución.

Tensión

La doctora Greene explica también cómo en el momento que ciertos grupos de gente quieren moverse en una dirección, encontramos siempre otros que divergen y van contra la corriente. La última vez que Neptuno entró en Acuario fue sobre 1820. El mundo también experimentó entonces este anhelo generalizado de unión, y Víctor Hugo escribió profusamente sobre una “Europa unida”, siendo ésta la primera ocasión en que la frase se había utilizado públicamente. Pero antes de esto, las conquistas de Napoleón habían calentado los ánimos nacionalistas que implosionarían eventualmente en Europa justo cuando el sueño neptuniano de unidad acuariana estaba en su momento cumbre, y sólo quedaban ya las cenizas de esta gran visión para cuando llegó el “Año de las Revoluciones” en 1848. ¿Por qué se mostró inefectivo el sueño de una Europa unida espiritualmente? Básicamente, había una gran distancia entre sueño y realidad. La doctora Greene afirma que antes de que una nación busque unirse a otras, ha de sentirse fuerte en sí misma, algo que también se puede aplicar a los seres humanos.

En resumen, dice que los planetas del zodíaco están funcionando en tantos niveles diferentes porque el mundo también lo hace, así que lo tratado aquí no es sino la punta del iceberg. Algo que nos hace sentir tan insignificantes y a la vez tan únicos e importantes.

Rozanne Charbonneau, Swissair Gazette Enero 1999, p.65

Traducción al español: Asun Henares

 

Posiciones actuales de los planetas
20-Abr-2014, 16:25 TU/GMT
Sol0Tauro30'29"
Luna8Capricornio47'17"
Mercurio24Aries25'20"
Venus16Piscis6'37"
Marte14Libra32' 8"r
Júpiter13Cáncer32' 2"
Saturno21Escorpio28'35"r
Urano13Aries30'24"
Neptuno6Piscis55'50"
Plutón13Capricornio34'20"r
Nodo real28Libra22'47"r
Quirón16Piscis9'57"
Explicaciones de los símbolos
Carta del momento
Pascua
Bonificación de Pascua
Publicidad
Loading